2×1: “Billie Jean” Michael Jackson vs. Chris Cornell

2×1: “Billie Jean” Michael Jackson vs. Chris Cornell

People always told me, “Be careful of what you do.
And don’t go around breaking young girls’ hearts.”
And mother always told me, “A-be careful of who you love,
And be careful of what you do
‘Cause the lie becomes the truth…”

(La gente siempre me decía que tuviese cuidado con lo que hacía/Y que no anduviese por ahí rompiendo corazones de jovencitas/Mi mamá siempre dijo que cuidara de quién me enamoraba/Y de lo que yo hacía porque las mentiras se convierten en verdades…)

Es parte de la letra de la ya clásica canción “Billie Jean”, original del desaparecido y controversial Rey del Pop, Michael Jackson. Del icónico álbum “Thriller” de 1982, posee dos interpretaciones o raíces directas para entenderla. Una de ellas, se refiere a los sentimientos que expresa Jackson hacia una mujer que lo acosaba y le reclamaba a él ser el padre de su hijo. Según Randy Tarraborelli, biógrafo de la estrella del pop, esto ocurrió en 1981, en donde la fémina escribe una carta al respecto manifestando este hecho.

Billie Jean is not my lover
She’s just a girl who claims that I am the one
But the kid is not my son
She says I am the one
But the kid is not my son…

(Billie Jean no es mi amante/Es sólo una chica que me dice que soy su gran amor/Pero ese niño no es mío/Ella dice que soy el único/Pero ese niño no es mío).

Otra de las teorías adheridas al tema tiene que ver con las mujeres que rondan al artista (sus grupies), y también a sus hermanos en el conjunto que conformaban previo a la fama de Michael como solista, The Jackson 5.

Su sonido se torna similar al tema de Hall & Oates, “I Can Go for That (No Can Do)” del cual se dice lo influencia totalmente. Incluso Quincy Jones, reconocido productor musical, indica a la revista Vulture que dicho track roba, literalmente hablando, partes del tema “State of Independence”, de la cantante de onda disco Donna Summer.

En base a esto, lo que es también original y a la vez magistralmente adaptado, con lo oscuro y trágico de sus letras, es la versión creada por Chris Cornell. El track es parte de su disco de estudio Carry On del 2007 y de su disco recopilatorio en vivo, Songbook del año 2011.

Con una melodía más bien melancólica, muy distinta a la bailable y alegre de la de origen, Cornell logra captar directamente el sentido y la sensación que causa la letra del tema más bien estilo Blues.

Como afirma la estrella de rock alternativo (ya con una trayectoria bastante extensa en esos años) al medio Rolling Stone, todo nació de una conversación con su ahora viuda Vicky Cornell, a quien le señalaba la maravilla que es hacer covers, tanto usando el método para basarse en artistas que admiras como de alguno cuyo resultado para ti como músico (en su tono siempre sarcástico) es sólo al ver su melodía escrita, una completa y ridícula porquería. Así le pasó a él y seguramente a Johnny Cash con “Rusty Cage”, de Soundgarden.

Cuando ya puso atención a la parte de teclado de la canción original, supo que podía adaptarla para guitarra eléctrica y se dio cuenta que no era más que una expresión de lamento profundo y lleno de poesía, no un tema bailable.

La voz de Jackson puede ser más bien de queja y molestia, muy alejada de la voz de alta congoja de Cornell.

Si bien ambas versiones de “Billie Jean” son completamente diferentes en melodía, ambas captan y expresan una misma historia desde un prisma diferente. Y ambas son una gran obra clásica y muy particular en su estilo que vale la pena disfrutar.

Por Sandra López.