2×1: “Black Sabbath” Black Sabbath vs. Type O Negative

2×1: “Black Sabbath” Black Sabbath vs. Type O Negative

La influencia de los genios de Birmingham ha quedado sentenciada infinidad de veces por las nuevas generaciones -o al menos las que le sucedieron de forma inmediata. Y lo siguen haciendo tras cumplirse 50 años de su debut. El tema que da nombre a la banda, y a su álbum debut es una maestría oscura de proporciones, donde esta siniestra emulación del “tritono” (llamado también en la época medieval como la música del diablo) y es la esencia pura de que había algo denso, poderoso en el aire, donde las historias oscuras hicieron sucumbir todo lo que conociéramos como rock pesado a la fecha y a sicodelia imperante del arevolución de las flores, más bien Sabbath fueron los cultores de una nueva música, del doom, los riffs pesados y absolutamente abrumadores.

Fueron muchas las bandas que han bebido de este sonido: St. Vitus, Pantera, Kyuss, Sepultura, Corrosion of Conformity y hasta el grunge de Alice in Chains y Soundgarden entre una infinidad de voraces compositores que supieron darle un aire fresco a ese sonido, sin desconocer el talento de los creadores. El tema “Black Sabbath” es una delicia ralentizada en total penumbra  inspirada por una experiencia que Geezer Butler tuvo con Ozzy Osbourne.

Y la historia cuenta que en los primeros días de la banda, Geezer Butler optó por pintar su apartamento de negro mate, colocando varios crucifijos invertidos, y poniendo muchas imágenes de Satanás en las paredes. Estaba obsesionado con el ocultismo y esas cosas. Osbourne alimentó más su “pasión negra” dandole a Butler un libro sobre brujería. Él leyó el libro y lo puso en un estante antes de ir a dormir. Cuando se despertó, él dice que vio una figura grande de color negro de pie al final de su cama, asunto que lo alucinó y lo dejó de verdad aterrorizado al mismo tiempo. La figura desapareció y Butler fue a buscar el libro, el cual también desapareció, planteando otro enigma que ha quedado en la leyenda oscura de tanta magnitud del debut y de la canción.

Han habido reversiones del tema, pero no fue hasta en 1994 cuando los grandiosos Type O Negative decidieron acoplarla a su imagen y semejanza, en una tarea bastante difícil de superar, pero que la banda- no menos oscura y gótica- supo direccionar absolutamente más tétricamente a su estilo. El tema, parte del disco homenaje Nativity in Black I hasta el día de hoy se encumbra como uno de los mejores covers realizados vez alguna de la banda y más que una mención de honor se merece cuando hablamos de celebrar el legado que se ha ido perpetuando.

Por cierto, han sido algunos propios miembros de Sabbath que han elogiado la música de la banda de Brooklyn, específicamente el baterista Bill Ward quien una vez dijo que eran absolutamente geniales y que “Cuando Peter Steele murió, en 2010, fue algo que me afectó mucho. Fue inesperado porque el camino en el que Peter estaba era en ascenso, y dije  ¿Pero qué ha pasado? Sí, hice una hoguera en recuerdo de Peter, y dije algunas oraciones, básicamente como símbolo que iluminaría su tránsito hacia un nuevo camino. Lo quería mucho. Lo admiraba. No hay nadie en la Tierra como Peter”.

Por Patricio Avendaño R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *