2×1: “Burn in Hell”- Twisted Sister vs. Dimmu Borgir

2×1: “Burn in Hell”- Twisted Sister vs. Dimmu Borgir

twisted-sister-burn-in-hell-live-at-hammersmith-odeon-atlantic

Se habla de que Venom es una de las bandas más vintages inspiradoras del sonido del black metal, aunque más vale la pena rescatar que en el hard rock o glam también hay mucho de eso. Twisted Sister nos suena de inmediato a canciones emblema con claros síntomas de himno como la archiconocida ‘We’re Gonna Take it’ o ‘I Wanna Rock”, pero la verdad es que la banda germana iba un poco más allá tomando raíces del NWOBHM y donde sorprendió con varias canciones con algún carácter más sombrío.

Se empaparon de la teatralidad y el shock rock de Alice Cooper, y fueron encasillados como banda glam, cuña que nunca le gustó mucho al carismático vocalista Dee Snider, aludiendo que “no somos glam porque no somos glamorosos, más bien somos Hid (Hideous) por lo horripilante que somos”.

“Burn in hell” quizá se concibió para convertirse en una canción metalera, pese a que estuvo inmersa en el  “Stay Hungry” de 1984, disco de los exitazos mencionados, quedaba claro que la banda quería un poco de ambos ámbitos: rocanrolear al máximo con temas llenos de onda y notables coros para ser recordados por la eternidad, pero sin dejar el hard rock más temerario de lado.

No es raro que a Dee Snider se le haya considerado “satánico” desde sectores conservadores por varias de sus letras que no eran más que un juego. Totalmente anecdótico fue aquel episodio en que fue llevado ante la justicia norteamericana en plena era Reagan, donde se dio el lujo de dejarle claro a Tipper Gore (esposa de Al Gore, futuro vicepresidente de EE.UU. y activista que lideró campañas de censura de la música), de que ella interpretaba con su sucia mente las líricas de los Sister.

Escuchamos “Burn in Hell” por los autores ( y con el singular Pee Wee de invitado en su videoclip):

Dimmu+Borgir

Y claro, “Burn in Hell”, el título y letra, tenían mucho que ver con el concepto tras los noruegos de Dimmu Borgir, esta banda que se auto superó disco a disco durante los ‘90’s y ‘2000’s llegando a liderar la movida black metal nórdica y mundial.

Dimmu Borgir desata toda su visceralidad y la portentosa voz gutural de su vocalista Shagrath en el cover que fue parte del Puritanical Euphoric Misanthropia (2001) y que reacondicionan muy a su estilo una canción que le vino como anillo al dedo a la banda.

Acá la maldad pura de los europeos en su gran versión:

Por Patricio Avendaño R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *