2×1: “Third Uncle” – Brian Eno vs. Bauhaus

2×1: “Third Uncle” – Brian Eno vs. Bauhaus

Tras su paso por Roxy Music y su salida de la banda en 1973, Brian Eno se consagró por completo a su carrera como solista, grabando su primera placa Here Come The Warm Jets, que sería lanzada en enero de 1974. Ese mismo año, pero en el mes de noviembre, Eno (junto a Phil Manzanera en guitarras, Brian Turrington en bajo, Freddie Smith en baterías y Robert Wyatt en percusiones), volvía a sorprender con su segundo álbum de estudio Taking Tiger Mountain (By Strategy), que tuvo bastante buena acogida de la crítica. Destacó particularmente un cierto nivel de oscuridad en sus letras y la forma en que éstas fueron creadas; a partir de la grabación de sílabas sin sentido, que luego serían transformadas en palabras. Un método algo bizarro pero efectivo y muy palpable en Third Uncle, una de las canciones más distinguidas del álbum, que dejaba al descubierto un revoltijo de palabras ácidas, disonancia y un sonido totalmente insólito. Esta pieza se transformaría en una especie de punto cero, que marcaría nuevos horizontes en la escena musical. Tal es su importancia, que ha llegado a ser referenciada como una de las antecesoras del post punk, movimiento que afloraría de forma definitiva a partir de 1977, con bandas como Gang of Four, Siouxsie and The Banshees y los mismos Joy Division.

Años más tarde, los también ingleses Bauhaus, liderados por el carismático Peter Murphy, abrazaron esta nueva era post punk, pero, le añadirían un toque de tenebrosidad; una característica que finalmente los transformó en una de las bandas pioneras del rock gótico. Así, el cuarteto de Northampton, amantes de las penumbras, tomó Third Uncle de Brian Eno, en principio, para ser lanzada como el Lado B de Ziggy Stardust, el cover de Bowie que lanzarían como sencillo en 1982. El efecto energético de Third Uncle, los llevó a incluirla en su tercer disco de estudio The Sky’s Gone Out (del mismo año), siendo éste el track que daría inicio al álbum. La versión de Bauhaus mantuvo la misma forma y estilo de la original (que claramente les venía como anillo al dedo), pero le añadirían un sello, en gran parte gracias a la inconfundible voz de tesitura barítona de Murphy y el trabajo en guitarristas de Daniel Ash. Empecinado por marcar la diferencia, el sonido ruidoso de Ash se caracterizó por la creación de nuevas atmósferas sonoras; guitarras aullantes y por capas, logradas gracias a la combinación Ebow, Fender Telecaster, pedales de efectos y distorsión. Junto al trabajo rítmico de David J en bajo y Kevin Haskins en baterías, más la participación delirante de Murphy en bongos, Third Uncle adquiría un aire frenético e inquietante y se generaba un espacio sonoro mucho más abierto que el de su original.

Bauhaus hizo una justa versión, para la adelantada obra de Eno, un músico que no sólo influyó en los inicios de Murphy y compañía, sino que continuó marcándolos en sus proyectos paralelos luego de la temprana disolución de la banda en 1983.