Alectrofobia, el regreso en vivo, su presente y futuro: «Hemos intentado expandir nuestros límites»

Alectrofobia, el regreso en vivo, su presente y futuro: «Hemos intentado expandir nuestros límites»

La banda nacional llega este 2022 a solidificar una consagración como una de las bandas más relevantes en la escena del rock chileno, tanto por sonido como también por su implacable sinceridad al momento de construir narrativas. Tuvimos la oportunidad de saber más de ellos, de su presente y esta nueva etapa que llega con gira anunciada desde el 16 al 20 de junio.. 

Los cambios interaccionales, modos de vida e incluso formas de comprender lo social fueron interseccionalizados por la pandemia, no obstante, para Alectrofobia esto fue una oportunidad de creación donde “Era Luz” fue producto de aquello. Bajo esta mano, es que a dos años de este lanzamiento, la banda nos comenta; “Era Luz, es un disco que nos trajo muchísimas alegrías en una época totalmente marcada por el inicio de la pandemia. Este disco originalmente lo íbamos a grabar entre marzo y abril del 2020 en Buenos Aires, sin embargo por el inicio del confinamiento, lo terminamos grabando por separado cada uno en sus casas incluyendo a Mario Breuer, el Productor de nuestros últimos discos y que desde Argentina y a través de un método desarrollado por él pudo producir el disco. Gracias a esto pudimos mantenernos vigentes en la pandemia, y recibimos importantes nominaciones por el trabajo de ‘Era Luz’, tanto en los premios MUSA como en los premios PULSAR. Lo recordaremos como un disco muy importante que comenzó de a poco a cimentar nuestra presencia internacional, ya que lo pudimos lanzar de manera coordinada a través de streaming tanto en México como Colombia”.

El camino trazado por la banda de la mano de este lanzamiento no solo marca un hito en sus carreras, también marca una travesía sonora en la que conectan con nuevos puntos de Latinoamérica, en palabras de la agrupación “Creo que hemos podido dar pasos muy firmes, ya estuvimos de gira por Colombia y hemos podido también visitar Argentina, tenemos colaboraciones con artistas de España y nuestro productor también es de Argentina, sin duda son pasos que nos acercan a nuevos mercados y nuevas posibilidades, lo mismo pasa ahora con Arde La Sangre, una banda que a través de las RRSS y de nuestra propia gestión y su apertura a nuevos desafíos, pudimos conocer y trabajar en esta gira de manera conjunta. Con Era Luz ya tuvimos un acercamiento muy potente en México y esperamos concretar muy pronto una visita a esas tierras”.

Ante esta experiencia, es que la banda también nos comparte un ala analítica respecto del movimiento de la industria musical y las variables estilísticas Latinoamericanas “Creo que la música latina más allá del estilo musical, está dominando la industria mundial, y eso se puede aprovechar como una ventana para seguir creciendo. El rock chileno creo que tiene buena salud, hay bandas haciendo cosas muy interesantes y creo que los límites de lo posible se siguen expandiendo y depende de nosotros”

La profundidad de la analítica compartida también se vincula con la amplia experiencia que han construido de forma mancomunada y durante estos 10 años, en este sentido, desde la más pura sinceridad que ha caracterizado el relato de Alectrofobia, nos comentan que la trayectoria que comenzó como un anhelo de la mano de “Desde el Barro”, hoy es una realidad que es descrita como “Un lindo sueño que hemos podido concretar paso a paso, somos una banda muy trabajadora y disfrutamos mucho del camino recorrido más que en el final o en algún objetivo en particular, el aprendizaje y el crecimiento que hemos podido tener a lo largo de los años es en base a un esfuerzo familiar y siempre hemos tenido una visión a largo plazo que afortunadamente nos ha posicionado dentro de la escena local”.

En este marco es preciso afirmar que la irrupción de Alectrofobia en la escena local trae consigo la propuesta de un sonido diverso y de variadas influencias que son palpables en cada escucha y reproducción. En este sentido, la banda es sincera al reconocer que dentro de los procesos creativos existe una diversificación influencial que les permite profundizar su trabajo gracias a las variadas propuestas colaborativa que emergen como visión panorámica de los diversos contextos situados de cada integrante: “La verdad es que todos tenemos influencias bastante diferentes,  hemos podido converger en un camino común a través de los años a través de un ejercicio que parece simple, que es básicamente llevar a las canciones a su estado mas simple, para nosotros si una canción funciona con una guitarra de cuerdas de nylon la mas sencilla de todas, es una buena canción, entonces a partir de eso trabajamos en función de lo más simple a lo mas complejo, creo que es clave la apertura musical de cada uno, no nos encasillamos en nada y no tenemos miedo a hacer la música que nos salga, o que nos pida alguna canción, no descartamos nada hasta probarlo”.

La valentía enunciativa como conexión sensorial

Tal como hemos visto, uno de los complementos que construye de forma explícita el concepto de Alectrofobia, es la valentía narrativa y discursiva que da vida a la musicalización de la banda, pero también construye un enclave de identidad en muchas, muches y muchos que mezclan su vida con la impronta de lo social. Ante esto, es que la banda se da un espacio reflexivo no tan solo para comentarnos de su nueva gira de la mano de “Arde La Sangre”, sino también para ponernos en su contexto y abrazar este tour, desde lo que simboliza después de haber vivido una pandemia y cese a los shows obligado:

“La verdad ha sido durísimo para todo el medio, sobre todo para los técnicos, sonidistas, iluminadores y todos los trabajadores de la música que se quedaron sin su sustento, y creo que uno de los puntos más importantes para nosotros siempre es la preparación de todos nuestros show de la mano de nuestro equipo técnico, [por lo que] hemos podido construir una relación muy cercana con todos ellos y eso se nota en el escenario. Para que  podamos hacer un buen show, es fundamental nuestro equipo, somos tres en el escenario pero detrás de eso hay mucha gente que está trabajando de manera muy profesional, hay varios de ellos que están en la banda desde el primer disco e incluso algunos que seguían nuestra música e iban a los shows como público y terminaron trabajando con nosotros”.

La banda recalca que “En este preciso momento estamos al teléfono con todos viendo detalles y la logística de todos los shows, no se deja nada al azar, somos muy afortunados de trabajar junto a ellos y creo que son un pilar fundamental para esta nueva gira después de 2 años”.

A lo comentado por la banda, también se dan el tiempo de reflexionar y enunciar críticamente que la pandemia dilucidó la profundidad de la deuda histórica que existe hoy con las artes y cultura en Chile, pero más profundamente nos verbalizan con detalle y profunda elocuencia que “Creo que el Estado tiene una deuda con la cultura en general en Chile con las diferentes disciplinas artísticas. Estas siguen avanzado de manera muy precaria, y las pocas oportunidades de desarrollo artístico surgen más bien de esfuerzos particulares o familiares, no hay políticas públicas que impulsen la construcción cultural, se puede ver en las escuelas, no hay seguimiento ni apoyo para desarrollar posibles talentos, si no tienes algo de suerte o recursos es muy difícil”.

Agregan los chilenos: “Me parece que el corte en el desarrollo cultural que se produjo en la década del 70, ha retrasado el desarrollo de políticas que impulsen el desarrollo del arte, siguen viendo el arte como una especie de hobby, aún no se observa el trabajo real que implica ser artista o un trabajador de la cultura, vamos 10 o 20 años atrás en cuanto a políticas culturales. En los últimos años la ley de telonero y algunas otras, siembran cierta esperanza en poder seguir construyendo mejores políticas públicas”.

No obstante, pese al abandono consabido y que humildemente comentan, también reconocen que el valor de lo humano trasciende en la esfera musical, dotando de relevancia el apoyo mutuo en estos contextos, en palabras de la banda “De igual manera y creo que incluso como respuesta a esa escasez de apoyo, siguen saliendo grandes bandas y artistas que buscan revertir ese abandono, por nuestro lado eso ha sido hasta una motivación extra, porque sabemos que además por el estilo que hacemos y las letras de nuestras canciones, nuestras posibilidades son aun mas escasas, pero todo eso te vuelve mas creativo y probablemente te termina construyendo como artista, lo importante es poder a través de nosotros mismos, cimentar el camino de otros colegas que están comenzado, es importante relacionarnos entre nosotros para poder construir un lugar más justo para la cultura y el arte”.

Para cerrar, la banda que no solo nos brinda valentía enunciativa y narrativa, también nos comparte pequeños lineamientos de los próximos pasos de la banda, nuevos proyectos y trabajos a lo que nos adelantan: “Hace un par de semanas, estuvimos junto a Mario Breuer en Estudios Vinilo y Estudios del Sur Grabando nuestro nuevo disco, estamos a detalles de terminar la etapa de mezcla y ya trabajando en un videoclip para el próximo single, estamos trabajando a muy buen ritmo”.

“Estamos muy felices con el resultado y hemos intentado expandir nuestros limites, grabamos las canciones tocando todos juntos a la vez y eso cambia mucho el sonido y la forma en que se siente la interpretación de las canciones, creo que hay sonidos modernos que vienen a complementar nuestro sonido crudo, y hay muchas apuestas que esperamos puedan disfrutar nuestros seguidores. Con Era Luz nos abrimos a probar muchas cosas y creo en que este nuevo disco profundizamos muchísimo en eso, pero también sentimos que en todas las canciones se siente la esencia mas desnuda de la banda, creo que eso se va a sentir a lo largo de las canciones”.

Alectrofobia pronto dará a conocer un primer adelanto del álbum. Antes de eso vendrá esta gira que arrancará el 16 de junio en Casa de Salud de Concepción y seguirá en: Teatro Municipal Lord Cochrane de Valdivia (17), Barra Bass de Puerto Montt (18), Centro Cultural de Padre Las Casas de Temuco (19) y Matucana 100 en Santiago (20).

Puedes disfrutar de Era Luz en Spotify

Karin Ramirez Raunigg

De música, libros y otras cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.