Cancionero Rock: “Precious” – Depeche Mode (2005)

Cancionero Rock: “Precious” – Depeche Mode (2005)

Las vivencias personales se han convertido en las letras motivadoras que Depeche Mode ha grabado a fuego en su catálogo, en sus delicadas, introspectivas y a ratos muy oscuras canciones, y vaya cómo cada integrante tiene su historia propia de dolor, pérdidas y/o adicciones convirtiendo todo en el aliciente especial que ha generado que Depeche Mode no sea solo una banda de buenas canciones y melodías, sino que es en todo y en el conjunto con una rica estructura en base a synthes, teclados y guitarras, pero también hay mucha pasión en ello. Tanto Dave Gahan, como Martin Gore y los demás saben perfectamente de lados oscuros, salvajes, y es precisamente el guitarrista y compositor esta vez quien puso sus experiencias al servicio de “Precious”, una de las más queridas canciones de su etapa de entrada de lleno al nuevo milenio.

Martin Gore escribió esta canción sobre su divorcio de Suzanne Boisvert y el impacto que tuvo en sus hijos. Gore dijo que su matrimonio se había convertido en “una farsa” y se sintió mal por dejar que llegara a ese punto:

Las cosas frágiles y preciosas
Necesitan cuidado especial
Dios mío ¿Qué te hemos hecho?
Siempre intentamos compartir
El cuidado más sensible
Ahora mira en que situación te hemos puesto

Los ángeles con alas de plata
No deberían de conocer el sufrimiento
Desearía poder quitarte el dolor
Si dios tiene un plan maestro
Que solo el entiende
Espero que sea que ve a través de tus ojos

Las letras son bastante fuertes y estremecedoras, la constante de la pérdida y el cuestionamiento religioso—fuerte y directo hacia un “Dios”—sumadas a las suaves manos musicales para ejecutarlas la hacen brillar aún más. Y se nos hace imposible recordar bellos momentos dejados en discos anteriores, incluso el tratamiento es muy similar a la gloriosa Enjoy the Silence o baladas de su catálogo más synth wave como Shake The Disease.

Aunque esta es una canción muy personal para Martin Gore, que habla de sus hijos  Viva Lee, Ava Lee y Kalo y sentir el despojo de lo que toda una situación de separación conlleva, fue cantada por Dave Gahan, entregado total al sentimiento que refleja, con tonos melancólicos y suplicantes, lo que era el procedimiento estándar para la banda. Sin embargo, el álbum Playing the Angel fue un punto de inflexión, porque Gahan quería escribir la mitad de las canciones llegando a buen puerto solo a tres (Suffer WellI Want It All y Nothing’s Impossible) después de que su productor, Ben Hillier, lo convenció.

Gore nuevamente sale al frente haciéndose cargo de grandes letras y composiciones en un buen disco y esta vez para dejarnos otra gran canción que se suma a muchas que siguen sonando frescas, y que estaremos revisando durante todo este ciclo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *