Cancionero Rock: “It’s No Good” – Depeche Mode (1997)

Cancionero Rock: “It’s No Good” – Depeche Mode (1997)

“No digas que me quieres, No digas que me necesitas, No digas que me amas, Está entendido, No digas que estás bien allá fuera sin mí, Porque no está bien”, canta un absoluto Dave Gahan en uno de los coros más reconocidos de la marca Depeche Mode. “It’s No Good” en sí, la verdad es que es otra más de las tantas canciones con síntoma oscuro y en tono de himno de la aclamada banda de Essex y de aquel contundente disco de 1997, “Ultra”. Y sí, el mismo año de una de las sobredosis más letales de su cantante.

Pero, ¿a quién le canta con este ímpetu algo machista Gahan? La verdad es que es un tema compuesto por Martin Gore, nuevamente cantándole al amor y a las insatisfacciones y despechos entre parejas. El genio de la composición Depeche nuevamente le sirve en bandeja el tema a Gahan para que lo cante a la altura de su estirpe, el gran don del vocalista que sabe interpretar y vocalizar lo que está cantando a cada momento, cambiando sus matices cuando la canción lo requiere. Ese ejercicio que hacen tan bien como dupla dorada con Gore y ese trabajo en equipo es quizá la más notable de la causa de la existencia y el éxito de la banda hasta el día de hoy.

“It’s No Good”, otro clásico irrefutable, pero no nos engañemos, la letra es terriblemente triste hablando de un amor que se fue y que no volverá a ser correspondido. Se trata de alguien que desea el amor, pero está negando que el sentimiento no sea mutuo. Se puede suponer que fue rechazado, y está afligido, llegando a la primera etapa, la negación.

En el video vemos a unos chillones Depeche Mode vestidos con trajes plateados tocando en un club pequeño, con bailarinas, mientras todo se torna caótico, peleas con botellas reventadas en la cabeza. Más tarde la banda aparece en un motel con estas chicas todos en una actitud de tipos de mala clase y cancheros (sobretodo Gahan con un look tipo proxeneta con un más que pronunciado jopo) al que finalmente las chicas rechazan, y quien se queda lanzando palabras de despecho tras ello, mientras la banda se va del lugar. Una paradójica burla de sí mismos, para una banda que siempre ha jugado mucho en elegancia y fascinación visual. El gancho con el tema es más o menos evidente: aunque todo lo que habla del amor en la canción lo llevan a un plano de una noche de tratar de ligar con chicas supuestamente “fáciles” y perder en el intento.

Por Patricio Avendaño R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *