Cancionero Rock: “The Blood” – The Cure (1985)

Cancionero Rock: “The Blood” – The Cure (1985)

Castañuelas y guitarras flamencas/portuguesas se apoderan de la creatividad The Cure en uno de sus mejores momentos. Ya a la altura de “The Head On The Door” la banda quería probar con todo…y todo les salía bien. The Blood es un ejemplo de canción que en la práctica se presenta muy animada gracias a las influencias españolas, pero que mantiene de todas maneras la efervescencia oscura, gótica y sombría en su letra, para el quinteto que gozaba de formación de lujo por esos años.

Tal vez demonios, vampiros y la sangre de cristo deja entrever Robert Smith en sus líneas por esos años, quien como siempre, se ha mantenido un poco críptico con respecto a las letras del grupo, y que cuando se presenta la oportunidad de que se hable de sus letras, siempre les baja el perfil, hablando de que su cabeza solo expulsa ideas en el momento, de lo que le pasa, lo que observa y lo que siente, sin lugar a dudas. Sin mayores encrucijadas temáticas ni menos conceptuales, aunque a veces, sin querer, igualmente lo logra.

I am paralysed by the Blood of Christ

“Estoy paralizado por la sangre de Cristo … ” Eso fue una licencia poética, comentó Smith, “porque lo cambié de ‘The Tears of Christ’, que es un vino portugués muy barato, es una bebida muy fuerte que todos los trabajadores beben … son alrededor de 12 peniques la botella, me dieron una y lo bebí, y noté la etiqueta, que es la Virgen María con el Niño Jesús debajo del brazo y una botella en la otra mano. Fue completamente brillante… esto lo beben cientos de miles de personas, ¡y es una bebida bastante visionaria, de verdad! Estaba convencido de que era portugués, me sumergí en esta ensoñación de ser un guitarrista flamenco portugués… ”

En la frase del coro  (Estoy paralizado por la Sangre de Cristo/Aunque me nubla los ojos/Nunca podré parar) podemos determinar tanto una situación de la “ceguera religiosa” que produce “beber la sangre de Cristo” (entregarse a la fe católica de forma cerrada sin miramientos en otras direcciones) o definitivamente algún tipo de  vampiro, que al beber sangre, siente algún tipo de transformación que lo vuelve loco.

Como se siente estar seco
Caminando desnudo bajo el sol
Cada espejismo que veo es un espejismo tuyo
Mientras me enfrío en el crepúsculo
Prueba la sal en mi piel
Recuerdo todas las lagrimas
Todas las palabras rotas

En el video la constante de la cultura española es evidente, la zarzuela, las plazas de toros, de hecho fue realizado en aquel país, pero también la imaginería sacra y la “sangre de Cristo” derramándose sobre una biblia están presentes reuniendo todo.

Por Patricio Avendaño R.