Disco Inmortal: Gustavo Cerati – Bocanada (1999)

“No solo no hubiéramos sido nada sin ustedes, sino con toda la gente que estuvo a nuestro alrededor desde el comienzo; algunos siguen hasta hoy. ¡Gracias totales!”. La frase anterior nos recuerda de inmediato ese magistral cierre y adiós (momentáneo) de Soda Stereo en la voz de Gustavo Cerati en un colmado estadio Antonio Vespucio Liberti, mejor conocido como el ‘Monumental’ de River Plate.

A muchos se les quedó grabada en sus recuerdos y corazón esas dos palabras que definieron el cierre de una época gloriosa de los argentinos en los escenarios. Ese discurso tomó vida y ha perdurado hasta el día de hoy en el inconsciente colectivo de la música latinoamericana. Sabía de antemano que después de gracias totales, ¿qué otro gracias puedo decir? Por eso fue mejor decir gracias por venir… de vuelta”, mencionó en una entrevista por parte de la letra de “Puente” y por su regreso a las pistas en una época solitaria, pero con el fantasma de cargar siempre con su ex banda.

Bocanada habla de la separación de Gustavo Cerati con Cecilia Amenábar. Cuando no hay más que decirnos”,  citó Leo García, amigo y músico de Cerati al referirse a la composición de la tercera placa de estudio del argentino. Él es uno de los pocos que puede decir aquellas palabras, pues participó directamente en la creación del disco y, aparte, estuvo muy ligado con el vocalista a finales de los 90. Para los más cercanos no hay una doble lectura, el disco es y fue hecho para Amenábar. Es así. No obstante, muchas de las veces que el propio Cerati le quiso explicar a su público que “Bocanada” fue una obra que le gustó hacer porque tuvo las libertades que había perdido y dejado con Soda Stereo. Las sensaciones de independencia que le dio este LP fueron las que siempre recordó como las mejores: “eso es lo que yo siento que hice con la música en este disco, hice lo que se me daba la gana. En este caso yo necesitaba concretar, hacer canciones, empecé a sentir eso y salieron como BOCANADA: fue como imparable el asunto. Es el disco que pienso que en su proceso sentí más felicidad y más relax que en otras ocasiones”.

Bocanada fue concebido mientras se gestaba la separación con la chilena y en varios pasajes de la creación artística se sintió la tensión, aquellos momentos donde ninguna palabra iba a ser comprendida por el otro. En “Engaña” se grafica un poco lo que sentía Cerati, la comprensión entre dos personas que se amaron ya no funcionaba. “Frente al ventanal / nos pusimos a jugar / a decirnos la verdad / que más engaña saber”, dice parte de la letra.

Los sentimientos que afloran en cada canción de este disco es una vorágine. ‘Gus’ especificó que este trabajo siempre se trató de libertad y es así como se muestra en “Paseo Inmoral”. Cerati empieza a sentir esa independencia, la de volver a ser él, pues si no era así, no podría volver a tener su esencia. “Tendría que ser el paseo inmoral, porque lógicamente él siempre fue una persona deseada. Él no tendría que estar levantándose a nadie, porque él, además de talentoso era hermoso”, expresó Leo García sobre las pasiones que despertó esta canción en el trasandino. Sobre el video se dio el lujo de contar anécdotas y cómo fue encarnar a un personaje en un video. “Fue filmado en Panamá e inspirado por el entorno amoral de ese lugar. América Central es un sitio muy ‘border’, donde se viven situaciones de amoralidad todo el tiempo. Estaba en el hotel y se me ocurrió hacer algo relacionado con ese clima de perdición que percibíamos al estar allí, y nada mejor que enmarcarlo en un video para esa canción. Tenía a mano esa peluca, muy ridícula, que había usado en el videoclip de ‘Hoy ya no soy yo’, me la puse y probé qué tal salía el personaje que finalmente representé. Fue filmado en varios días, como si fuera toda una noche. Panamá… prácticamente el infierno: muy divertido, casi un Las Vegas que nos permitía tener un entorno para ‘Beto’, un personaje que sale, en general, cuando las papas queman, e un personaje que tiene una peluca que en algún momento fue heavy metal”, recordó Gustavo acerca del rodaje completo del video.

La rima que se esconde en todas las palabras’. Es como algo que está ahí y que es como Dios”, aludió sobre las sensaciones que le daban las letras de “Puente”, el mayor single del disco lanzado el 28 de junio de 1999, donde fue editado en CD y casete. Sobre la lírica de la  canción mencionó en el libro Cerati en primera persona que “me acuerdo de Leo García: ‘causa y efecto’, un día vino y me dijo ‘estoy todo el tiempo pensando en causa y efecto’ y como estábamos cantando juntos y esa parte la tenía que cantar él conmigo, lo agregué”. Según Gustavo “Puente” es pura imaginación y dijo que la letra no tiene nada que ver con alguien en especial. Incluso sostuvo que es la única canción en donde incorporó la idea del público. “Me acuerdo estar escribiéndola y decir: ‘esto está buenísimo’, porque me imagino cantándola en vivo con la gente y el puente que se genera de energía. También era una forma de neutralizar el ‘Gracias Totales’, que me había transformado en el Mister Gracias Totales”, expresó.

No obstante, con esta canción siempre tuvo que ir más allá y cada vez que le preguntaban por ella agregaba más datos. “Por un lado uno podría hablar de una relación romántica, de una esperanza de llegada y el puente que se genera entre dos personas, y por otro lado es un puente con la gente también y, bueno, a partir de la palabra ‘puente’ empieza a ser un puente a cualquier cosa… un paso de la luna al sol, ese tipo de cosas así, igual jugamos con un contraste en donde la letra no tuviera exactamente que ser explicada desde las imágenes”, puntualizó.

Sobre el video grabado en la calle Corrientes y dirigido por Andrés Fogwill dijo que “la música, en general, me encanta escucharla en trayecto, ¿no? El video de ‘Puente’ me muestra en un trayecto en una nave: digamos en una situación ideal de escucha. Y me parece que ‘Bocanada’ también es muy interesante para escucharlo en trayecto. Tiene ese viaje ya fílmico impreso en el disco y funciona muy bien, ¿no?, cuando uno va hacia algún lugar”.

“Bocanada” parece ir siempre en un estado indescifrable, pero nos muestra pequeños ápices que nos entregan cierto misticismo, con aquellas partes de la vida de Cerati en la cual hizo conexiones con axiomas espirituales que los pudo plasmar en su música: “como que me di cuenta que la música era una plataforma de una vida mejor. Había una vida más conectada con lo espiritual.

García, con quien invertía gran parte de su tiempo para dialogar de libros y de la existencia de cada uno en este mundo, mencionó en una entrevista que “él quería dejar un mensaje bien claro, que fuese transgresor y que sea mucho más que una canción común”.

Una parte que no es muy mencionada en los medios acerca de la construcción de este disco, tiene que ver con ciertos valores conceptuales que contiene cada track.  Grabado íntegramente en su estudio llamado “Casa Submarina” y mezclado en los estudios Abbey Road, Gustavo buscó que cada canción tuviese una ilación de película con un leitmotiv que se repitiera a lo largo de todo el álbum. Además, agregó un ritmo más funk y quitó un poco el rock, para ser parte de un largometraje. “Lo de fílmico probablemente haya sido porque la mitad de las canciones no fueron creadas inicialmente con espíritu de canción, sino como una banda sonora, como juegos musicales que se convirtieron en los embriones de las canciones”, precisó el creador de “Ella usó mi cabeza como un revolver”.

Cuando comenzó a escribir las letras de cada canción se vio envuelto en un vacío de líricas. Siempre trabajó primero la música, luego la melodía y al último la letra. Este último elemento fue el que más le costó y es ahí donde comenzó a leer literatura que estaba de moda en su círculo más cercano. “A veces decía: ‘no sé de qué hablar en las letras’. En ese tiempo Gustavo Cerati estaba leyendo muchos libros de autoayuda. Y en esos años estaba de moda el libro Las siete leyes espirituales del éxito de Deepak Chopra. Lo leíamos mucho y hablábamos del vivir aquí y ahora. Es por eso que ‘Puente’, aquí y ahora, tiene todo ese concepto de vivir el presente. Él se basó después en que sus discos tengan ese mensaje claro que era como en una canción encontrabas la ayuda”, sostuvo Leo García a Javiera Mena para el programa Bios de NatGeo.

¿Qué otra cosa es un árbol más que libertad?”, se lee en parte de la letra de Raíz, el noveno track, del LP. La lírica, la música y los ritmos que tiene esta canción tienen que ver con Latinoamérica. A muchos, les parece raro pero tiene mucho, pues en esta canción ‘Gus’ agregó sus experiencias e historias de sus viajes con sus padres donde estuvo en lugares como Humahuaca y el norte de Chile. Sin ir más lejos y despejando mucho de las dudas de plagió dijo sin tapujos que mezcló parte del tema de Los Jaivas “Del aire al aire” que se encuentra en “Alturas de Machu Picchu”. “En un ataque de honestidad los llamé y les dije ‘estoy usando esto’, si me podían dar el permiso, y fueron fantásticos y ahí está también”, comentó anecdóticamente Cerati.

Con “Verbo Carne” nos encontramos con una monumental pieza creada por Gustavo, en todo el sentido amplio de la palabra. La historia cuenta que cuando estaba en el estudio 1 de Abbey Road, que es el lugar donde graba la filarmónica de Londres, también en la misma donde se hizo la banda sonora de Star Wars a cargo del gran John Williams, Cerati quería tener una orquesta para embellecer una pieza que ya tenía hecha, pero que se dio el lujo de grabar de nuevo por cumplir uno de sus sueños. “Había cantado el tema originalmente, pero lo volví a cantar después, porque arriba de esa orquesta no me iba a perder la oportunidad de interpretar y cantar”, dijo. Además, la idea de tener a una orquesta le vino desde el disco “Amor Amarillo” con la canción “Ahora es nunca” y con “Sueño Stereo” de los Soda. “Cantar sobre esa orquesta fue maravilloso, creo que fue uno de los momentos más altos que viví como cantante”, expresó sobre la experiencia.

Otro dato que añadió Gustavo fue e que el director a cargo de la orquesta había trabajado con Massive Attack y otras bandas, complementando que después de hacer su parte con la orquesta, tuvo que ir a otro estudio para terminar las letras, donde se encontró con una iglesia que le recordó varios momentos de su vida y de la creación del mismo tema. “El impacto fue tan fuerte que terminé un par de letras ahí mismo. Todo cerró. Fue como una gran fantasía. Cuando hablo de ‘Cristo 3D’, hago referencia a una imagen de un Cristo que tengo en la puerta del estudio, que, según, como la mires, se mueve. La letra arrancó de ahí, de la idea de culpa, de los residuos católicos que llevo dentro por haber tenido una formación religiosa básica. De hecho, comencé a tocar guitarra en la iglesia”, argumentó.

Gustavo Cerati creó uno de los mejores discos latinoamericanos de los años 90. Abrió su nueva etapa como solista, dejando atrás su pasado con Soda Stereo y abriéndose a la libertad, a sus sonidos y experiencias sin tener que consultarle a terceros. Si bien, el disco tiene muchos invitados, él fue el que creó todo lo que quería que sonara en este LP que mezcla su faceta rockera/funk con  los arreglos electrónicos y filarmónicos. Las letras han salido desde su niñez hasta su periodo más doloroso el cual vivió con la separación de su ex esposa, Cecilia Amenábar. “Bocanada” fue el principio de una etapa gloriosa de ‘Gus’, donde encontró su música y estilos, donde incursionó con aquellos placeres culpables que quería abordar, entre ellas las de tener a una orquesta a su merced (casi 50 personas) para que fueran parte de una canción de su autoría.

Esta etapa le sirvió para replantearse varias cosas de su vida y conseguir un nuevo aire. Leyó autoayuda e investigó a bandas como los High Llamas, además se dio el gusto de sellar un larga duración que se convirtió en disco de oro en Argentina finalizándolo en los míticos estudios Abbey Road. Sin lugar a duda, una de las mejores joyas que nos ha entregado el fallecido líder de Soda Stereo o Mister Gracias Totales.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...