Disco Inmortal: Red Hot Chili Peppers – Blood Sugar Sex Magik (1991)

Disco Inmortal: Red Hot Chili Peppers – Blood Sugar Sex Magik (1991)

Dentro de los discos mas notables editados en el  glorioso 1991, año que significó todo un boom en cuanto a lanzamientos- sobretodo en el rock alternativo-  también se encuentra Red Hot Chili Peppers y este inmenso “Blood Sugar Sex Magik”, un disco lleno de energía, vitalidad y que dio otro status a la banda tanto en fama como popularidad y que, dicho sea de paso, captaron un sonido que terminó por redefinirlos.

Terminando su contrato con EMI y un breve paso en negociaciones con Sony/BMG, finalmente terminaron firmando con Warner y reclutando a uno de los productores que con éste disco se anotó uno de sus mas grandes trabajos, inclusive hasta el día de hoy, hablamos del ingenioso Rick Rubin, el cual le inyectó a la banda una buena dosis de renovación sonora, ocupando técnicas innovadoras de grabación y un amplio margen de fusión de estilos, que determinó una variedad estilística muy interesante (mucho funk, hip-hop, metal, soul,etc.)

Como centro estratégico eligieron la mansión de Houdini, ubicada en el area Laurel Canyon en Los Angeles y precedida por el mito de que estaba embrujada, lo cual causó algo de estupor al baterista Chad Smith, quien fue el único en dejar la mansión tras las sesiones diarias, dado que el resto de la banda la habitó como residencia particular durmiendo cada uno en algún extremo de la gran casona. Cabe decir que la mansión mas adelante iba a ser ocupada por otras grandes bandas siempre acompañadas por la producción de Rubin, digamos que la escogió como amuleto de éxito, lo cual fue bastante acertado ya que grandes discos salieron de ahí mas adelante (Slipknot, Linkin Park, Audioslave, etc.)

El enfoque de RHCP fué asumiéndose como el de  poder expandir sus horizontes musicales, y de qué manera lo consiguió, Kiedis líricamente abarcando temas centrales como el sexo en canciones como “Suck My Kiss”, “If You Have to Ask”, “Sir Psycho Sexy”, “Give It Away” y “Blood Sugar Sex Magik”, las dependencias a las drogas, la angustia y la automutilación, como en “Under The Bridge”, cancion prácticamente autobiográfica de Kiedis que habla de su paso por el “lado oscuro”, de esa etapa cuando casi tocó fondo drogándose bajo un puente junto a vagos adictos y traficantes. La Rubiniana “The Greeting Song”, que habla del Chevrolet y de carreteras que escribió Kiedis no del todo conforme, sólo para complacer al productor.

El disco alcanzó el nivel deseado y con creces, considerado como uno de los mas influyentes del rock alternativo desde los ’90 hasta la fecha, la crítica especializada de esos años se deslumbró ante su sonido, composición y lírica.

Pero tanta grandilocuencia traería conflictos internos post lanzamiento y en medio de la gira de promoción el guitarrista John Frusciante empezó a sentirse alienado de la fama y popularidad debido a los  grandes shows de la banda, siempre le acomodó el tocar en circuitos más underground, lo cual provocó distintos cambios de lineup alternando con Smashing Pumpkins, Pearl Jam y Nirvana principalmente, la actitud del guitarrista fue totalmente repudiada por la banda ya que no estaba rindiendo lo esperado, se quedaba muy al costado del escenario tocando en una sintonía distinta y causando problemas al sonido en vivo, al límite que en 1992 decidió no salir a tocar en un show en Japón, a lo cual el resto de la banda logró convencerlo de volver, pero terminado el set Frusciante decidió dejar definitivamente la banda.

El disco fué multiplatino y sólo hasta el lanzamiento en 1999 del álbum “Californication” (el del regreso de Frusciante a la banda) pasó a ser el segundo mas vendido de los angelinos. Toda una experiencia, un disco que evolucionó a tal punto a la banda que la convirtió en una de las más grandes del planeta, el respeto y admiración ganados durante todos estos años en gran parte se debe a esta gran obra maestra del rock llena de fuerza, pasión e ingenio.

Patricio Avendaño R.