Disco Inmortal: Talking Heads – 77 (1977)

Disco Inmortal: Talking Heads – 77 (1977)

Sire Records, 1977

Durante años, incluso décadas, existió gran tendencia a buscar la identificación con un género musical en específico, algo de fundamentalismo musical, como también fijación del humano en siglo XX por definirse y no moverse de ahí. Un paradigma que ha cambiado con el tiempo y que hoy apunta más a la transversalidad, la mezcla y experimentación. Sin duda algo no nuevo, puesto que siempre han existido los distintos, los que sin ser los más virtuosos terminan siendo los más genuinos, eso es Talking Heads para la música, más allá del rock. Acá una breve pero certera reseña a su disco debut; “Talking Heads: 77”.

A comienzos de 1977 la banda liderada por David Byrne firmaría con SireRecords, ese mismo año en septiembre se publica el álbum debut, el que incluye 11 canciones y cuya portada fue diseñada por Byrne. Originarios de Nueva York, es notorio el acceso de los músicos a una gran cantidad de música e influencias diversas, quizás más que en cualquier otro lugar del mundo en aquella época, lo cierto es que Talking Heads casi desde el primer momento se presenta como una banda indefinible, de la que puedes decir que hacen post punk pero también funk o new wave.

El disco marcaría el inicio de 11 años de trayectoria y ocho publicaciones, también es el único en el que no participa Brian Eno. Cuenta con la formación de Tina Waymouth en bajo, Chris Frantz en batería, Jerry Harrison en guitarra y teclados, junto a David Byrne en voz y composición. Un legado que queda a diversas bandas debido a la gran cantidad de estilos por los que navegaron, aunque siempre con una esencia de rock alternativo.

El álbum comienza con Uh – Oh, Loves Comes to Town, una bailable canción de amor, desde ya la particularidad de la voz y los sonidos melódicos, acompañados por el sonido con tambores de acero tocados por Frantz va dando forma a un disco con ciertos aires intelectuales. El primer hit del grupo es Psycho Killer, la décima canción, la que relata medio en inglés y francés, los pensamientos de un asesino serial que no logra poner en orden su mente.

No Compassion, es la canción más larga, son casi cinco minutos cierra el lado A del vinilo de manera brillante, con guitarras cuidadosamente explosivas. En New Feeling, el conjunto presenta su sonido funky e introduce una estructura rítmica que marcaría a la banda en sus inicios. Tentative Decisions se caracteriza por ser un tema cantado por todos, otra de las variantes de la banda. Mientras que Happy Day es un tema más reflexivo, ¿y que luego contrasta con la energía funky-punk de Who Is It?, el que expone cantos sublimes del vocalista.

Uno de los pilares el disco es Don´t Worry about the Goverment, con ironía se burla de la cómoda vida de ciertos privilegiados. The Book I Read esta marcado por un repetitivo teclado, esta canción junto con First Week/Last Week… Carefree, cautivan con su ritmo pegadizo y la utilización de recursos sonoros como un extravagante saxo.

Pulled Up, cierra el álbum, bailable, una increíble concepción de la música llevada por una aún mejor línea de bajo. Es probablemente otro de los grandes temas que marcaron futuras bandas, es “Talking Heads: 77” la pasión misma llevada ejecutada por sus músicos, la que daría origen a un mundo sonoro en el que David Byrne nos muestra su profundo conocimiento musical desde la sencillez y la observación.