“Jagged Little Pill”: la aclamada autoterapia de Alanis Morissette

“Jagged Little Pill”: la aclamada autoterapia de Alanis Morissette

El más exitoso disco de Alanis Morissette era considerado por muchos críticos de música como una placa terapéutica. Fueron tajantes hace 24 años para catalogar Jagged Little Pill, una obra considerada maestra, pero que fue tomada con mucha mesura por parte de los especialistas, mas no los fanáticos, pues se volvió un superventas en todo el mundo.

El larga duración de Alanis supo saber del éxito y también de la crítica. Las razones personales y el enfoque confesional fueron los puntos que su tercera placa se diferenciara de las otras. También, se sumergió en críticas, que hoy parecen, infundadas pues lo trataron como si la excesiva ira que mostraba en algunos momentos fuera indecorosa y usada como un recurso facilista.

“Are you thinking of me when you fuck her?” (“¿Estás pensando en mí cuando la follas?”), dice parte de la letra de “You Oughta Know”, el primer single del disco que fue lanzado el 7 de julio de 1995 y que rápidamente escaló en el Billboard catapultándola al reconocimiento mundial. La canción es dedicada a su ex pareja de aquellos años, el comediante Dave Coulier, reconocido en el ambiente artístico por su papel como Joey Gladstone de la sitcom Full House (Tres por Tres). La canción que tiene cortes melódicos gracias a su coproductor y a la vez coautor Glenn Ballard, se agregan los riffs explosivos de Dave Navarro de los Jane’s Addiction, junto al bajo de Flea de los Red Hot Chilli Peppers, sin dejar de mencionar que en la gira la acompañó Taylor Hawkins de Foo Fighters dándole una doble potencia en la batería a estas canciones.

Diez años después, la misma Morissette contó en una entrevista que “Cuando escucho ahora esta canción, sólo siento compasión hacia aquella parte de mí que reaccionó de aquella forma, tomándome su abandono de esa manera tan personal. Esto es algo que noto conforme me hago mayor, y es que me tomo las cosas de forma menos personal. Pero cuando tenía diecinueve años sentía que el hecho de que alguien me dejase me convertía en una persona despreciable, horrible, sin futuro y sin valor. Estaba realmente hundida. Eso es lo que veo cuando escucho o canto esta canción”. Las palabras de la cantautora nos evidencia las etiquetas con las que lo catalogaron, pero que no deja de ser un trabajo encomiable y realista.

La canción más salvaje del disco contrasta con respecto a las otras del álbum, pues “Ironic” es uno de aquellos momentos de clímax absoluto, reflejados en la inteligencia de Alanis reflejados en las… ironías. La canción que tiene una pegadiza tonada, fue muchas veces repudiada por la crítica, donde describieron a la letra de la canadiense como “nada irónica”, agregando que “es fácil imaginar a Morissette en el escenario de un club, cantando copias irónicas respaldada por una guitarra acústica“. Años en los que los críticos de música especializada no quería ver en Alanis nada bueno, sino que solo como una mujer aparecida que se había reformado después de escribir temas de pop ingenuos, con ciertos pasajes semirreligiosos en su etapa más juvenil. “Ironic” siempre se le ha planteado como un desafío ante las entrevistas, pues siempre le preguntan por ella y que explique lo que quiso o no decir con ella. Un misterio para los periodistas que nunca han podido dar con una explicación convincente, pero que en palabras de Ballard nos entrega ciertos ápices de lo que querían conseguir con ella: “a los 15 minutos ya estábamos escribiendo. ‘Ironic’ fue la tercera canción que escribimos. Oh Dios, estábamos divirtiéndonos y pensé: ‘no sé bien lo que es esto, ni qué género es ¿Qué importa? Es buena“).

“Perfect” (escrita solo en 20 minutos) tiene su foco en temas más sutiles que los otros track, pero avanza de buena manera en el LP, dejando a “You Learn” la etiqueta como una canción terapéutica, dándole razón a la crítica de aquellos años, pero solo en esa pista, ya que relata las decisiones que se pueden tomar por parte de las personas y las lecciones que se aprenden de cada una de ellas.  Cuando se avanza en JLP nos vamos encontrando que es como una especie de diario abierto escrito por una joven de 21 años en el cual, sin censura, nos detalla su vida amorosa con los adornos propios de un desorden y traumas que le agudizaron sus emociones. Con este disco, justificó que los sentimientos y desgracias amorosas pueden ser plasmados sin vergüenza. Sin embargo, Morissette abordó más que eso, pues a pesar de que en esos años ella representaba a esa generación de clase media con buena educación en el seno de una familia católica, hizo que varias de sus letras fueran universales por referirse a la salud mental, el patriarcado, alcohol, la religión y la amistad, entre otras temáticas. “Forgiven” y “Mary Jane” plasman el sonido del rock alternativo con elocuencias de los mundos que creamos en nuestra intimidad.

“Hand In My Pocket” tiene una línea de armónica que para muchos fue anticuada, pero Alanis se atrevió a tocarla y le funcionó muy bien, sobre todo por las cuerdas que introdujo junto a Ballard en las sesiones que las limitaron a solo dos horas para grabar este disco y así mantener la crudeza de lo que querían forjar. Sobre este sencillo, después de haberlo grabado en formato acústico dijo que “esta canción tiene una dulzura que he vuelto a constatar al tocarla de nuevo. Esta versión tiene una suave melancolía gracias a un ligero cambio de acordes. Siento que esta versión describe con más exactitud el momento en el que me encuentro ahora“.

Las críticas que tuvieron los medios especializados hacia Jagged Little Pill le valió el respaldo de Radiohead un año después de su lanzamiento. Plus que significó demasiado para este larga duración que vendió más discos que el “Nevermind” de Nirvana y el “Sgt. Peppers Lonely Hearts”  de The Beatles. Este disco supo superar los ataques que y los constantes cuestionamientos a demostrar en sencillos los sentimientos de Alanis. En esos años sus detractores tuvieron palabras de índole “exagerada”, “aburrida” y como una “mujer asustada en la vida moderna”. Los hashtag – que en esos años no existían- fueron una condicionante para la tercera placa de estudio de la canadiense, que hasta el día de hoy tiene que seguir defendiendo las letras de obra maestra, a pesar de que los dardos siempre van a ser dirigidos a  “Ironic” por ser elegida como la peor canción de los 90, cambiándole el nombre a “Idiotic”. La crítica se encolerizó con Morissette durante toda su carrera musical y han sido hasta machistas los escritos hacia ella, pero hubo varios otros que la describieron como una heroína que se planteó valientemente, fundando las bases del feminismo en la música. Jagged Little Pill fue un disco que sonó pasado de moda para los 90, pero que abrió las puertas para una nueva generación de cantantes como Taylor Swift, Christina Aguilera o Avril Lavigne.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *