El Cruce celebró con vibrante y extenso show el lanzamiento de su nuevo disco

Lo de anoche en Club Chocolate sin duda quedará como carácter de hito en la carrera de El Cruce, otro más de tantos y que afortunadamente hemos podido presenciar en vivo. Se nos viene a la mente ese show en el Teletón el 2011 con invitados de lujo como Aguaturbia, Pierattini, Denisse Malebran o Joe Vasconcelos, o por ahí otro a Víctor Jara lleno antes o ese reencuentro de hace un año con sus fans en el Caupolicán con los Kuervos del Sur, sin contar que hay presentaciones en bares chicos y con poca gente que han clasificado de culto igualmente. El Cruce tiene eso, el poder de animarte y subirte el ánimo sea donde sea en pos de su rocanrol blusero con animosidad fiestera y momentos tan de buena onda como intensos.

Continuar leyendo “El Cruce celebró con vibrante y extenso show el lanzamiento de su nuevo disco”

“Sin Mentir”: El Cruce prepara el lanzamiento de su nuevo álbum, revisa los detalles

Todo el blues criollo de la insigne banda nacional, El Cruce, está de vuelta y se viene con todo. Luego de un silencio discográfico de 10 años, la banda lanzará su quinto álbum, titulado “Sin Mentir”, producción que desde ya, se perfila como uno de los grandes discos chilenos de este 2018.

Continuar leyendo ““Sin Mentir”: El Cruce prepara el lanzamiento de su nuevo álbum, revisa los detalles”

El Cruce presenta “Voy a entrar en tí”, segundo adelanto de su nuevo álbum de estudio

cruce

Como ya muchos sabrán, El Cruce, la banda de rock blues nacional está de regreso y con todo. Si bien ya han pasado meses de su show de reunión donde los vimos a Teatro Cariola lleno, la banda no ha parado de presentarse en vivo y seguir trabajando en las canciones que compondrán su nuevo disco, que tal como dijeron dará luz muy pronto.

Es por eso que la banda ha decidido regalarnos un nuevo adelanto, esta vez en las sesiones que han estado realizando para Escena Viva, donde nos muestran una intensa powerballad bluesera llamada “Voy A Entrar en Tí”, que viene a sumarse a “Santiago de Chile”, el movido primer adelanto de este nuevo disco que aún no tiene fecha, pero que sí viene en camino como lo han confirmado; de hecho, la banda anunció que está trabajando en la preproducción.

Sobre el proceso y su mirada a futuro tuvimos una entrevista con ellos que puedes revisar acá, en tanto acá el nuevo tema:

El regreso de El Cruce junto a Kuervos del Sur en el Cariola: Contundente noche de blues y raíces

IMG_1780

En la antesala a este show era que ya se visualizaba algo bueno. Ya los dos nombres citados en la fecha de anoche en el Cariola lo predecían: Kuervos del Sur, banda que ya consolida sus pasos como una de las mejores actuales en Chile, reforzada con el bien recibido lanzamiento de “El Vuelo del Pillán” y El Cruce, insigne banda de blues rock patrio que fueron los protagonistas de la fiesta, pues era su gran regreso luego de 5 años a los shows de mayor convocatoria en vivo el leit motiv de este evento, algo por lo cual se prepararon (y vaya que se notó bastante anoche) y por lo que esperaban ansiosos el momento.

Bueno, nada pudo haber salido mejor. El recíproco intercambio de gratitud y emoción vivido ayer nos dejó una de las más bonitas jornadas del rock chileno en vivo de este 2017. Por una parte los Kuervos en la apertura nos entregaron la dosis de fuerza y sangre característica en ellos con un show demoledor, pese a algunos leves reparos en sonido que se fueron subsanando, y donde pudimos escuchar sus temas nuevos en conjunto con temas que ya se están haciendo todos unos clásicos. “Esto recién comienza” decía un motivador Jaime Sepúlveda luego de las primeras entregas, hombre al frente del micrófono, quien además se preocupó de dejar claro el aprecio por El Cruce y agradeciendo cuando se les fueron abriendo ciertas puertas de difusión gracias a ellos en determinado momento.

Ahí pasó entonces esta mezcla de identidad de raíz, con un poco de mística y fiereza rockera, con la fuerza de Gabriel Fierro en batería, la enorme actitud de César Brevis al bajo, el aporte folclórico imprescindible en el sonido de la banda de Jorge Ortiz, la dosis perfecta en los teclados de Alekos Vuskovic y la siempre fuerte presencia de la guitarra de Pedro Durán, entregando temas como su nueva “Los Cometas”, la aguerrida “Cenizas”, la profunda “Hasta Poder Respirar”, o la majestuosidad de “El Indio”, en un show donde recordaron también el lanzamiento del disco el año pasado con bastante gratitud, en una hora y fracción de un inmejorable acto de apertura para este regreso esperado de El Cruce.

IMG_1636

Cerca de las 22.30 llegaba el turno para los celebrados de la ocasión, que por cierto, agradecieron claramente la presencia de sus invitados Kuervos del Sur. Con un Cariola lleno El Cruce nos entregó una dosis de lo que mejor saben hacer: darnos momentos de regocijo blusero muy rockero y entregado, dejarnos con esta especie de sensación de estar en un club blusero de Chicago pero en grande, aderezado con la pasión criolla que los caracteriza, los grandes coros de estas historias de amor bohemio, fábulas y fiesta (que acompañó la gente muy ensimismada) y donde aprovecharon de mostrarnos temas nuevos que auguran un regreso en revitalizada forma y sonido del quinteto, en un nuevo disco de estudio que se nos viene pronto como prometieron.

Justamente, fueron la fuerte presencia de teclados de parte del sólido Gustavo Albuquerque, que brillaron en esta nueva carta sonora que ofrece El Cruce, donde sorprendió el sonido funky y soul/motown de algunos temas, como la nueva “El Almacen de mi Vecino” y también la poderosa y aguerrida “Santiago de Chile”, dos canciones que sin duda serán parte del nuevo álbum. Pero El Cruce tiene su historia, y no cabía duda que iban a echar mano a sus clásicos y a varias de su querido “770”: ahí sonaron ‘La Gata’ (muy coreada), ‘A Encender el Blues’, ‘Me Gustan Todas’, su siempre celebrada versión de Tito Fernández de ‘Dicen que soy Borracho’ (con intro acústica), ‘Me Tienes Loco’, ‘Galán’ o ‘La Chinita y Yo’, entre muchas otras. La verdad es que El Cruce se preocupó de lanzar toda la carne a la parrilla y con sus temas propios, donde tienen de sobra para entregar un show de calidad, variado y entretenido, algo que es muy importante, sobre todo en un concierto bastante largo como se lo plantearon (más de dos horas y media sobre el escenario con un intermedio para el descanso mostrándonos imágenes en backstage en pantalla gigante de la banda hablando de este show y su regreso).

IMG_2012

Con las ya incursiones de sus miembros insignes como Claudio “Bluesman” Valenzuela haciendo sonar esa armónica de fuego como un demonio todo el concierto, el poder de Jorge Quinteros en la batería y el siempre certero Eduardo “Negro” Silva al bajo, además incluyeron ciertas sorpresas e invitados, como un trío de bronces (que vaya cómo mejoró el sonido que ofrecieron), la sensual y jugada corista fija Niff De la Fuente y ya hacia el final el grupo de voces femeninas Femme Vocal como sorpresa, que nos dejaron un dorado broche a decir verdad.

Fue bastante significativo que cerraran con “Blues al desaparecido” con las coristas, dándole un tono solemne y emotivo al show en su epílogo, también antes había sonado “Blues a un Amigo”, otro tema que toca fibras emocionales y que le dedicaron al cantautor nacional Ángel Parra, por cierto, anunciado fallecido el día de ayer.

Lo de Felipe Toro es cuento aparte, el frontman y guitarrista deja claro que es parte imprescindible para engalanar una fiesta rockera, con su actitud y entrega característica con estos ribetes Zeppelianos que posee, manteniendo el contacto con el público, interactuando y realizando cambios de vestuario constantes (el característico sombrero y las chaquetas que se sacaba y ponía) junto con su don vocal que es uno de los grandes fuertes del grupo y otra cosa que es algo bien importante: es la guitarra del grupo y la única, hace solos de blues y canta, algo que no es fácil y debemos recalcar. Toro se mostró emocionado al igual que todo el grupo. “Nos imaginamos algo así pero esto lo superó” decía bien contento debido a la fuerte convocatoria del Teatro y la entrega de un público que esperó y que los siguió hasta el final vibrando con cada uno de los momentos de su show.

Es un gusto ver este tipo de cosas: ver teatros llenos para bandas chilenas. Algo que se ha dado antes pero que se debería dar más seguido, considerando que en Chile tenemos grandes bandas para ofrecer shows de calidad y enorgullecernos. De seguro este fue un buen empuje para El Cruce para lo que se le viene y claro está, para los Kuervos que siguen su ascendente y merecida ruta hacia la consolidación.

Por Patricio Avendaño R.

Fotos: Jerrol Salas

Entrevista con El Cruce: Hora de reencender el Blues

EL CRUCE 2017 / Foto Ignacio Orrego (C)Fotorock - Todos los derechos reservados www.fotorock.cl
EL CRUCE 2017 / Foto Ignacio Orrego (C)Fotorock – Todos los derechos reservados www.fotorock.cl

Un gran día se viene para los fans de una de las bandas que han forjado un pedazo importante de historia en el rock nacional de los últimos tiempos. Se trata de El Cruce, insigne banda de blues rock criollo que ha vuelto como tal desde el año pasado en más pie firme (pese a que sus integrantes han seguido haciendo música en diversos proyectos), pero ahora visualizando el horizonte no tan solo con un regreso a los escenarios, sino que también con un regreso discográfico en estudio, cosa que no pasaba desde 770 (2008).

Por eso ahora la banda afronta un regreso a lo grande, con un show que promete por todos lados junto a otros grandes del rock de raíz como los Kuervos del Sur. La cita será en el Teatro Cariola para el 11 de marzo y con ingredientes bastante sabrosos, ya que ellos mismos se lo han tomado como un nuevo ‘hito’, un regreso que la propia banda espera ansiosa, un reencuentro con su fanaticada que los ha seguido por más de una década, tanto en esos grandes conciertos más masivos, como en sus shows íntimos, en locales y bares, donde muchas historias de amor, de calle, sexo, blues, alcohol, hierba y rock’n roll se han generado.

No hay ninguna duda, El Cruce es uno de los shows en vivo más potentes del rock nacional y es un verdadero agrado verlos de vuelta en la escena por fin todos reunidos y como corresponde.

Para suerte nuestra, tuvimos la posibilidad de hablar con ellos y a banda completa (Felipe Toro, Claudio “Bluesman” Valenzuela, Eduardo Silva, Gustavo Albuquerque y Jorge Quinteros) en su sala de ensayo, lugar donde han estado preparando este show y trabajando en sus nuevas composiciones, que como nos contaron, sí o sí serán parte de un nuevo álbum de estudio este 2017. Les dejamos nuestra entrevista:


Hace cinco años, nosotros mismos hablamos con ustedes en una entrevista en plena etapa de su receso y los sentimos con una decepción total del medio musical chileno, el público y el marketing. ¿Siguen en esa línea después de estos años o han cambiado de opinión?

Felipe: Creo que mucho la cosa no ha cambiado, pero creo que sí nosotros cambiamos la actitud frente a eso. Creo que finalmente no hay mucho que pueda uno transformar, sino que uno tiene que moverse en el contexto de lo que uno mejor pueda en este medio. Lo que me pasó a mí personalmente fue que encontré que si bien estábamos decepcionados, viéndolo desde adentro, por el tema del esfuerzo, porque nos costaban tanto las cosas y todo eso, era más pesimista, pero luego me di cuenta de lo que habíamos logrado hacer, que éramos una banda súper exitosa y habíamos llenado el Teatro Oriente y el Teletón cuando nos separamos (y eso para una banda de blues es tremendo), así que leyendo esas declaraciones me siento en cierta forma ‘mal agradecido’, por lo que ahora viendo en retrospectiva creo que nunca fue tan malo tampoco, es lo que nos tocó…

Eduardo: Creo que es más o menos eso, nosotros hacemos música que tiene otra raíz de trasfondo, y el asumir ese estado creo que ahora se ve de otra manera. Con los años lo tomamos como una forma de aprendizaje de todos, de maduración como banda.

Claudio: Y de alguna manera todos sabíamos que la vuelta se venía, algunos pensamos que iba a ser en un año, otros en más, pese a que estábamos metidos en otros proyectos, y claro, la cosa sigue siendo más o menos la misma, pero si hay esfuerzo y dedicación creo que las cosas salen igual.

Ya conocimos su nuevo single, pero lo que todos se preguntan ¿Habrá álbum nuevo? ¿Qué nos pueden contar de ese material? ¿Hay más canciones?


Claudio:
Hay más canciones, de todas maneras…

Felipe: Sí o sí este año queremos sacar el nuevo disco, no nos podemos alargar más. Creo que nueve años ya es más que suficiente de la última vez que grabamos (“770”, 2008) y nos dimos cuenta que ya tenemos seis o siete canciones completamente armadas y terminadas. Entonces nos dijimos: “si ya llegamos hasta aquí, caminemos un poco más y cerremos en un álbum”. Nosotros podemos hacer un álbum de nueve canciones perfectamente, nuestro primer álbum tiene ocho canciones. Ahora, lo del Cariola no es el lanzamiento del disco, pero sí mostraremos estas nuevas canciones, pero ese disco no tiene fecha ni nombre aun, por lo que de alguna manera estamos ‘vendiendo en verde’, pero sí es una promesa de algo, porque eso sí este año, antes de que termine 2017, va a estar el nuevo álbum de El Cruce. Y obviamente “Santiago de Chile” será parte de eso, aunque ojo, el tema es bastante poco representativo de lo que será el álbum, e incluso ninguna de ellas lo es entre sí, será un álbum de canciones muy distintas, muy diverso.

Claudio: Hay una unión de estilos, nosotros en estos cinco años tuvimos para hacer lo que quisimos (ya sea rock, blues, jazz, etc.) y evolucionamos cada uno a su manera. A lo mejor yo personalmente no toco tanto como en otros proyectos, pero se toca lo preciso y hay más ideas incluso. Y este show será muy importante para nosotros, ya que marcará un antes y un después. Será como una reinauguración.

Felipe: Será como abrir la oficina de nuevo…

¿Qué podemos decir de sus proyectos como Toro y Bluesman y Sangre de Toro con esta reunión de El Cruce? ¿Se centrarán todos en este regreso o harán su trabajo independiente de todas maneras?

Felipe: Toro y Bluesman ahora quedará un poco de lado, queremos centrarnos en el regreso de El Cruce, lo que se hizo en este tiempo con esos proyectos fue llenar un poco el vacío, aunque los proyectos siempre van a estar y no tiene por qué parar, los de Claudio, Jorge con La Chimba, como todos los proyectos de Gustavo, lo que hace el Negro con Joe Vasconcellos…Me gusta pensar que Sangre de Toro y todos iremos creciendo en forma paralela, que una cosa no sea impedimento de la otra. Es cosa de esfuerzo y organizarse no más, pero de que se puede se puede, sino pregúntenle a Dave Grohl (risas)

El nuevo single, trae hartos teclados donde notamos fuertemente la presencia de Gustavo (Albuquerque). ¿Qué tal han sentido esta reintegración a la banda y qué producirá en el sonido de El Cruce? ¿Qué opinas Gustavo?

Gustavo: Yo empecé tocando con Toro Y Bluesman y desde que estuve con ellos tenía una intuición, de que estaba con quienes debería estar, y por eso dejé Brasil y todos los proyectos que tenía en Brasil y por eso me vine a Chile. Siempre me he sentido parte de la banda. Yo ni siquiera podría hablar de un proceso de reintegración ya que siempre me sentí parte. Tengo afinidad, pienso de manera parecida. Participo en el proceso de composición y seguramente en el nuevo disco habrán temas que yo hice.

En el nuevo single hablan de la violencia, el abuso con las minorías en Santiago, la histeria y odio en las calles, ¿Esto trata de alguna experiencia personal?

Felipe: Esa letra surgió casi espontáneamente, estábamos trabajando el riff, y de repente se me vinieron a la cabeza imágenes de noticias. Esas tres historias son sucesos reales que pasaron en Santiago, un loco que agarró a balazos al cajero porque se demoraba mucho; el segundo caso es el de Zamudio y el tercero es de una persona que trabaja en Peñalolen y vive en Quilicura, cosas que pasan día a día, aunque me fui dando cuenta que adquirió un carácter oscuro, eran tres historias de Santiago, pero historias desafortunadas. Entonces ahí surge la onda de “Locura total, vergüenza nacional”, para cerrar la idea, aunque no es el carácter de El Cruce, no es el carácter del disco, no somos una banda de crítica social, tenemos historias de amor, de desamor, historias divertidas, de barrio, así que no pensamos que está todo tan mal…

Otra gran banda chilena que volvió es Weichafe y lo hicieron en grande, grabando afuera y con la convicción de radicarse también afuera. También lo han hecho otros artistas ¿Creen que eso es una alternativa viable para una banda como ustedes?

Jorge: Sí, de todas maneras, por un tema de crecimiento de la banda, ver otros caminos, empezando por girar en Chile obviamente y empezar a mirar hacia afuera, de repente México, de repente Argentina…

Felipe: Lo bueno que tenemos una patita en el blues y eso también nos permite optar quizá a participar en algunos festivales del estilo afuera, y aunque aun no tocamos techo en Chile, creo que el mundo es gigante y hay que salir a explorarlo…

Ustedes son una banda de blues con harta música, experiencia y bagaje musical en el cuerpo, ¿Qué piensan del papel del estilo en Chile y Latinoamérica? ¿Creen que hay cosas nuevas interesantes por descubrir o todo está dicho ya?

Felipe: Mira, el blues es un estilo que yo amo y encuentro que es una música de nicho, en todo el mundo e inclusive en EE.UU. es de nicho, no es pop, no mueve masas, lo escuchan ciertas personas, lo pasan en ciertas radios…entonces si eso es así en EE.UU. imagínate acá. Lo que sucede en el blues por acá es en pequeños bares, pequeños clubs dedicados al estilo, pequeños festivales gratuitos, donde se mezcla mucho el amateur con el profesional. Es un estilo que es así en Colombia, en Ecuador, y está bien que sea así, no todo tiene que ser mainstream y honestamente no creo que en algún tiempo eso cambie mucho.

¿Qué hay de nuevo con esta serie de shows y que podemos esperar de su show junto a Kuervos del Sur? ¿Algunos invitados? ¿Conocen a la banda?, ¿Qué opinión tienen de ellos?

Claudio: Va a ser algo largo, clásico, no tendremos muchos invitados ya que nuestros grandes invitados serán los Kuervos del Sur, banda que conocemos hace 10 años y que admiramos mucho.

Felipe: No será un show con invitados tan estelares, pero habrán sorpresas, tendremos nuestras coristas, nuestro propio brass, eso te puedo adelantar…la razón será un poco reencontrarnos con nuestra gente y amigos de siempre. Los Kuervos son nuestros grandes invitados, su consolidación, una banda que la rompió el año pasado y de alguna forma queremos también celebrar eso con ellos.

Ya que hablaron de alguna forma de sentirse “mal agradecidos”¿Creen que con esto que están haciendo están saldando algún tipo de deuda con sus fans?

Felipe: No, no es tan así, nosotros tampoco somos una banda que hagamos algo por darle gusto a la gente. En el sentido de lo de mal agradecido quizás de aquella entrevista sonó así porque yo dije una frase así como “el público se farreó a El Cruce” y se malinterpretó porque algunos dijeron “oye, pero yo te fui a ver siempre, cómo decís eso”, pero justamente eso iba por el público que NO nos iba a ver. La verdad es que nuestro público es la razón por la que duramos 12 años ininterrumpidos tocando, pero así y todo, nosotros hacemos música porque a nosotros nos nace, no porque sintamos que le debamos algo a alguien. Yo sé que van a recibir nuestra música igual que siempre, porque sigue siendo igual de honesta, de visceral, de orgánica, y aunque talvez modernicemos nuestra música e incorporemos nuevos sonidos, nunca van a ver un sintetizador en nuestros shows…

Claudio: Cuando nos referimos a la deuda que tenemos con la gente, nos referimos más que nada a la deuda con la gente de provincia, vamos a tratar de llevar la música hasta allá y de ahí tratar de salir afuera en la medida que se pueda.

¿Qué sigue para El Cruce luego de esto?

Jorge: Seguir dándole, grabar más canciones, trabajar en las composiciones, hacer el disco.

Claudio: El disco es el primer hijo de El Cruce después de la vuelta, pero como somos bien calientes queremos tener hartos hijos.

Por Patricio Avendaño R.

Foto: Ignacio Orrego
(Fotorock.cl)

Agradecimientos: Alfredo Flores

Está claro, El Cruce está con todo de regreso y es más, ya han estrenado un lyric video para su tema “Santiago de Chile”, que obviamente estará sonando en su gran show de regreso.

El Cruce estrenó nuevo single, escucha “Santiago de Chile”

16603116_10154464338767903_337601022244716246_n

Los blueseros nacionales de El Cruce se preparan con todo para su reaparición en grande en los escenarios, algo que vendrá acompañado con muy buenas novedades, como canciones nuevas y un single (primero en 5 años), el cual ya han presentado de manera oficial en Radio Futuro, un tema que le pudimos escuchar por ahí en vivo en las tocatas que han hecho el año pasado.

Se trata de “Santiago de Chile”, tema que retrata la histeria santiaguina y con una crítica mirada a la violencia y el odio en las calles, todo bajo un aguerrido tema blues rock con mucha presencia de teclados.

Valenzuela, Toro, Silva y los suyos estarán este próximo 11 de marzo junto a los Kuervos del Sur, otra gran banda nacional, en un show que promete.

El Cruce y Kuervos del Sur estarán juntos en un solo concierto

cruce

Una es una banda de folclore y rock de raíz que pasa por excelentes momentos. La otra, volvieron después de un receso de casi 5 años y son casi leyenda de los bares y del blues criollo nacional. Una gran dupla de bandas prepara un concierto que seguramente será especial y único, fechado para este próximo 11 de marzo en el Teatro cariola.

Ya sabemos que El Cruce ha vuelto a los escenarios, el cuarteto de blues criollo compuesto por Felipe Toro en voz y guitarra, Claudio “Bluesman” Valenzuela en armónica, Claudio Negro Silva en bajo y Jorge Quinteros en batería que están con buenas novedades, ya que este show pretende mostrarnos material que será parte de su nuevo disco de estudio.

Por su parte Kuervos del Sur siguen promocionando su regreso en estudio “El Vuelo del Pillán”, aclamado como uno de los mejores lanzamientos nacionales 2016, del cual pudimos conversar con ellos el año pasado.

Una cita imperdible. Las entradas estarán disponibles a partir del 18 de enero al mediodía, y se pueden encontrar por sistema PuntoTicket y sin cargo por servicio en la boletería del Teatro Cariola.

Valores:
Preventa $7000
General $10000
Palco B $12.000

Los Mejores 51 Discos de Rock Chileno. Del 51 al 41

51-41

pateando craneos

Pateando Cráneos

2X
2000, Big Sur

51. Hasta finales de los 90, pocas tendencias musicales del mainstream tenían una respuesta en tiempo real en suelo patrio. Hasta que irrumpió el nü metal. Este crossover, tuvo en Chile a uno de sus exponentes latinoamericanos más codiciados: 2X, y a su debut, Pateando Cráneos, como uno de los discos fundamentales del subgénero y de una generación que aún tenía cuentas pendientes con el dictador. Musicalmente, los de Recoleta tomaron la posta que había dejado Rage Against The Machine, una fusión entre el groove del funk, el metal de trazos gruesos y el rap suburbano, con un trío de músicos coléricos que rozaban el virtuosismo, y un emcí que disparaba rimas llenas de ira y rebeldía, incendiando las programaciones radiales de aquel entonces. ‘La Fuerza Policial’ y ‘A Romper La Calma’ fueron dos himnos adolescentes que encantaron a la generación de inicios del siglo XXI, quienes –quizás- iniciaron sus posturas políticas gracias a este disco._ C.T.

doble-opuesto

Doble Opuesto

La Ley
1991, Polygram

50. Que el disco comience con un firme patrón rítmico no es casual. Desde el primer minuto la banda nos invita a desprejuiciarnos a la pista de baile, pues, a pesar de todo, la dictadura ha acabado. El combo conformado por Clavería y Rojas en batería y bajo, adquiere dimensiones estelares con las atmósferas y performances sonoras de Bobe y Cuevas en una fórmula que se afirma canción tras canción. El disco puede ser adolescente y profundo, un manifiesto perdido en el tiempo y el espacio (viajar desde ‘Doble Opuesto’ a ‘En Lugares’, de ‘Prisioneros de la Piel’ a ‘Desiertos’ es un placer onírico). Doble Opuesto es una pieza sonora fundamental en meses en que el país se abría camino a la década del 90, sin entender muy bien esto de la libertad y la transición tutelada. Un disco bisagra entre dictadura y democracia. Entre tradición y modernidad._ C.R.

sinergia

Sinergia

Sinergia
2001, Independiente/Sello Azul

49. Cuando escuchamos por primera vez el disco debut de Sinergia, en 2001, a varios de los viudos de Mr. Bungle y el universo Patton nos apareció una sonrisa en la cara. Es cierto, el virtuosismo y el sonido logrado por Spruance, Dunn y compañía estaba a otro nivel, pero en el espíritu y en la propuesta estética, Sinergia entregaba algo que para nosotros era suficiente: un funk rock freak, nerd, de riffs más pesados de lo habitual, con un frontman tremendamente carismático, y una banda de ejecución limpia, potente y de gran sentido del humor. Antes de convertirse en la institución que hoy son, y gozar del beneplácito del mainstream haciendo música nada fácil al oído, Sinergia ya hacía gala en este disco de letras divertidas (‘Chilerobot’, ‘Mi Auto’), y relatos de lo cotidiano (‘Concurso’), pero todavía exudando independencia, vocación de nicho y “metal-pájaro” en su forma canónica (‘Chupatrón’). En 2001, Sinergia llenó un vacío importante para nuestra generación, y eso siempre lo agradeceremos._ F.G.

daybreak

Daybreak

The Ganjas
2007, Algo Records

48. Daybreak cautiva con argumentos propios, al mezclar con notable naturalidad sonidos de escaso maridaje: rock alternativo de vocación más ruidosa, en línea con The Jesus & Mary Chain, o cosas más actuales como Black Rebel Motorcycle Club, pasando por un envolvente dub, y agregando atmósferas espaciales a la Spiritualized o el The Verve de los inicios. Daybreak nos lleva por un viaje lisérgico que oscila entre la buena onda y el relajo, cortesía de los momentos más dub del disco (‘Out Of Heaven’) con momentos guitarreros de exquisita factura (‘Sonic Redemption’, ‘Frío Ni Calor’). Un disco que es punta de lanza entre todos aquellos que, en Chile, cultivan el rock alternativo con inspiración sicodélica y noventera._ F.G.

derrumbe y celebracion

Derrumbe Y Celebración

Tenemos Explosivos
2012, Bolchevique Records

47. Derrumbe y Celebración fue una sacudida, un remezón en base a letras llenas de símbolos y una interpretación vocal a la que estamos poco acostumbrados en Chile. Tenemos Explosivos llevó las crudas melodías del post-hardcore hacia un sonido más pulcro, en base a su riqueza musical y artística, pero sin abandonar lo inquietante y descarnado del estilo, además de ser un nuevo símbolo para abrir camino a un género que lleva años resignado al under. Un disco pesado, y a primera oída un tanto complicado, que al igual que una buena película, no basta con mirarla una vez. Cortes de grandes metáforas como ‘Un Banquete Para Tiestes’ o ‘La Viuda de Namir’, son un claro ejemplo de que Eduardo Pavez, su frontman y letrista, no tiene problemas para experimentar y empujar los límites de lo que significa escribir una canción política: entregando una narración visceral, pero a la vez cerebral. La capacidad de contar historias, de evocar la memoria colectiva, de manejar los tiempos y volúmenes para transmitir imágenes de sentimientos como la soledad, la tristeza, el amor o la rabia contra el sistema, es lo que hace de este disco un indispensable._ H.V.

los peores de chile

Los Peores De Chile

Los Peores De Chile
1994, Iguana Records/BMG

46. La fórmula exitosa de este disco residió, sin duda, en la fusión de tres elementos: punk rock frontal, blues y rockabilly. El gran Mario “Pogo” Carneyro, un hombre que ya llevaba varios años de bagaje en España y que vuelve a Chile para ser parte de Fiskales Ad-Hok, prontamente reúne a un grupo de músicos, fusiona estos estilos y los hace explotar juntos en un disco que, con el paso de los años, ha adquirido una especie de carácter de culto. ‘Síndrome Camboya’, himno de una generación, la divertida y ganchera ‘Chicholina’ o ‘Hollywood Boulevard’, fueron hits radiales indiscutidos, paridos desde la ironía punk, cosa que a la postre, le sirvió a la banda para alcanzar bastante rotación radial, atención mediática y ganarse un lugar bien respetado dentro de nuestra selecta discografía patria._ P.A.

tumulto

Tumulto (Raíces Latinoamericanas)

Tumulto
1984, RLS

45. Desde los márgenes y con los recursos mínimos, la banda del recordado bajista Poncho Vergara supo sobrevivir a los embates de la dictadura, a punta de garra, convicción y mucho rock, aún tras su fallido debut discográfico en 1973. Pese a las aprensiones de los militares censores, retomaron la música desde la composición en 1977, cuando grabaron ‘Rubia de los Ojos Celestes’ como single, y de paso, convirtiéndola en el único himno hard rock que dejó la precaria generación de los 80. Esta canción, muestra la influencia heavy que tuvieron en esos años de “ensayo”, sobreviviendo a punta de covers del rock clásico y progresivo en colegios, gimnasios, parques y pequeños festivales. Y esa nueva sonoridad, muy cercana a Deep Purple, fue la que los encumbró como uno de los patriarcas del rock chileno. Este disco, que se editó en 1984 y que incluye ‘En Las Sombras’, su otro clásico, simboliza lo que significó hacer rock en plena dictadura: marginalidad, amateurismo y cojones._ C.T.

en-la-onda-de-los-jockers

En La Onda De Los Jockers

Los Jockers
1967, Arci Music

44. Imaginemos nuestra capital en 1967. Santiago, a pesar de los adelantos en materia política, social y económica, continúa siendo un rincón en el mapa, un espejismo de metrópolis y uno de los centros urbanos menos influyentes de Latinoamérica. Allí, llamados a la historia, cinco jóvenes liderados por el futuro héroe del rock Sergio Del Río, visten sus mejores pilchas sicodélicas, y en plena Alameda inmortalizan un verdadero hito contracultural, fotografiándose para la portada de En La Onda De Los Jockers. Pese a estar compuesto en su totalidad por clásicos del R&B y versiones de The Rolling Stones y The Troggs, el álbum es un viaje salvaje, erótico y rebelde que, entre guitarras distorsionadas, voces reverberantes e incansables gritos adolescentes (pregrabados para que pareciese “en vivo”), significó el primer contacto del público nacional con el lado más peligroso del rock. El resto es historia: Record Guinness, Festival de Viña, ¿‘Satisfaction’ es chilena?, conocer a Jimi Hendrix… Que se haga el rock._ C.R.

pornostar

Pornostar

Pánico
1995, EMI Odeón

43. Un discazo. Ubicado entre los límites del punk y el rock alternativo, Pornostar nos proporcionó un ataque de esquizofrenia, repleto de sonidos indie que marcaron una inflexión para lo que, realmente, se podía llamar “alternativo”. Con un camino forjado en el under, Pánico fue capaz de plasmar, en este trabajo, acción y velocidad, hacer baladas power, crear momentos de locura, e incluso, himnos coreables a todo pulmón en un estadio. La prioridad de la banda era divertirse, pero no era una diversión antojadiza, tenía conceptos claves sobre el cual estructurar todo el discurso del álbum: el aspiracionismo y la crítica social, pero descritas como una comedia. Con claras influencias de Ramones, Pixies y Sonic Youth, el álbum es una especie de ópera rock underground, con un hilo conductor muy definido: la historia de “Rosita”._ M.P.

770

770

El Cruce
2008, Oveja Negra

42. 770 es un hecho bien aislado en la discografía nacional: blues rock bien ejecutado, con mestizaje criollo, y con la intención declarada de escapar de los clichés del estilo. Si bien en el resto de la discografía de El Cruce estos elementos ya estaban presentes, en este disco se exacerban las dosis de solos de guitarra sacados del alma –antes que de las habilidades motrices- y se nota el esfuerzo por no caer en el cliché del sexo, drogas y rock n’ roll. Si bien algo de eso hay, también hay espacio para la crítica social en ‘Mapuche’, y para la cotidianeidad en ‘Billetera o Puñalada’ y ‘Hasta siempre pueblo lindo’. 770 tiene riffs, solos de guitarra, líneas vocales y letras suficientes para haber convertido a El Cruce en LA banda de estadios del blues rock criollo. ‘A encender el Blues’, ‘Me gustan todas’ y ‘Me tienes loco’, están hechas para mover multitudes, para sonar fuerte en los carretes, para tomarse las radios. El hecho de que no lo hayan logrado dice mucho del perfil del público chileno de nicho: le cuesta un montón aplaudir, consumir e idolatrar el rock nacional._ F.G.

en el bunker

En El Búnker

Fulano
1989, Alerce

41. Tal como Taxi Driver recorría Nueva York de noche enfrentándose a la escoria de la sociedad que dejó la Guerra de Vietnam, Fulano nació en el atardecer de la dictadura militar enfrentándose a pomposos estelares de televisión, a una incipiente sociedad de consumo a la chilena, a la privatización de la vida cotidiana, a Alberto Plaza, Álvaro Scaramelli, Myriam Hernández… la sofocante promesa de la democracia. No es raro que, en este contexto, un grupo de veinteañeros decidieran experimentar y volcar la ira y el hastío que generaba esta difusa realidad. En El Búnker es una catarsis musical contenida por muchos años e impresa en el primer disco doble de la música chilena. Canciones como ‘Perro Chico Malo’, ’Nena, No te Vayas a Chimbarongo; No te Vayas Hoy, Ándate Mañana’ o incluso su éxito ‘Adolfo, Benito, Augusto, Toribio’, le dieron la categoría de fundamental del jazz-rock chileno a una banda en la que ninguno de sus integrantes era jazzista. Sin embargo, En El Búnker es esencialmente fusión, originalidad y propuesta. Una propuesta compleja nacida de la diversa influencia de sus talentosos integrantes. Y ése es uno de los grandes méritos del disco, presentar la vanguardia musical en pleno oscurantismo chileno._ G.C.

[51-41] [40-31] [30-21] [20-11] [10-1]