Meanwhile – Gorillaz (2021): El EP que nos manda a tomar asiento porque se vienen cositas

Meanwhile – Gorillaz (2021): El EP que nos manda a tomar asiento porque se vienen cositas

Lo que para muchas, muches y muchos significó un proceso de complejidad anímica, para Damon Albarn y Jamie Hewlett, la creatividad se transformó en un refugio, en cuestionamientos, en refractación, en rememoración, pero también en el más profundo agradecimiento por los 20 años de carrera que construyen historias que dan vida y experiencia a la banda animada más querida de este siglo: GORILLAZ.

Entre la producción de la serie “Song Machine, Season One: Strange Timez”, que nos trajo colaboraciones que serán recordadas como unos verdaderos aciertos; y también la producción de “The Nearer the Fountain, More Pure the Stream Flows”, una de las producciones más turgentes de Albarn que deja de manifiesta la amplitud creativa e influencial que posee; es que la crisis socio-sanitaria puso a estas cabezas creativas a repensar la trayectoria este proyecto, recordando aquellos puntos que les permitieron estar en el radar de la industria musical actual.

Al hacer este ejercicio rememorativo, es que fue imperativo recordar la importancia del Carnaval de Notting Hill en la trayectoria de la banda animada, puesto que en este festival artístico tuvo lugar la primera presentación de este proyecto, quienes sin dudar ni cuestionar la complejidad de la puesta en escena, les dieron todo el apoyo para comenzar una carrera artística, que hoy los posiciona como uno de los shows más esperados del mundo.

Bajo este contexto es que aparece el EP “Meanwhile”, algo así como un adelanto a un nuevo proyecto, pero también un “mientras tanto” avanzamos en este complejo contexto socio-cultural atravesado por la incertidumbre. Este EP toma como concepto una palabra que nos hace reflexionar sobre la eterna ansiedad que nos come al pensar en un futuro, pero también nos invita a abrazar el “mientras tanto” como un contexto tangible, un espacio de acción y creación.

Este adelanto contempla tres temas que en sí mismos construyen alegoría, agradecimiento, pero también politizan los espacios creativos de acción desde la misma propuesta que caracteriza a Gorillaz. El primer track “Meanwhile” es el que le da el nombre a este EP, tema que con un potente beat pone en jaque a quienes llegan a romper el manto de la expectativa de este trabajo, porque no es Albarn quien toma protagonismo en esta canción, sino que es el conjunto de la colaboración la que le da vida a este homónimo proyecto.

Jelani Blackman y Barrington Levy son quienes toman el control absoluto de la construcción narrativa de este track, el que en cada prosa busca dotar de relevancia a la comunidad afrodescendiente británica, que le da sentido y vida al festival más importante de la zona exclusiva de Londres, esbozando casi como una arenga contra-hegemónica que la sonoridad también es capaz de corromper y tensionar a un sistema profundamente excluyente: “See when the sound system break. We make the system shake”.

Seguimos con “Jimmy Jimmy”, track que sentencia la retórica acompañada de una melódica que es protagonista, una melódica que solamente es construida por un amplio background influencial que reconoce en la música, un espacio de expresión, disfrute y reivindicación, más nunca de exclusión y humillación. Es por esto que AJ Tracey trae ese flow para cerrar una verdadera catarsis que apuñala donde más nos duele, y donde siempre nos va a doler: En la desigualdad sistémica de una hegemónica interseccional que aplasta hasta la muerte.

AJ Tracey nos cuenta la historia de un joven Jimmy, amplio y de fácil abstracción identitaria, porque ese Jimmy podría ser cualquier Jimmy olvidado y socavado por un sistema, es decir, podría ser el Jimmy hijo de una asesora de un hogar exclusivo de Notting Hill, como también podría ser Jimmy, nuestro amigo dealer de un cerro perdido como Nueva Aurora en Viña del Mar. Porque un nombre tan común trasciende concepciones geolocalizadas y representa una realidad que es común para todas, todes y todos en un globo que es regido por la mano oscura del neoliberalismo: “We coulda been rich, was poor instead”.

Finalmente, «Déjà Vu» nos da una estocada llena de reggae, pretendiendo hacer bailar a cualquiera en este “mientras tanto”. Alicaì Harley es la encargada de poner a disposición su cultura jamaicana a los pies de toda una comunidad que se aleja de la pureza de la danza, remarcando narrativa y retóricamente que “todas, todes y todos podemos hacer lo que queramos”. Déjà Vu es ese tema que para los más puristas puede refractar en un imaginario, pero para otres, es la más pura consolidación de que en 20 años, la capacidad creativa y desprejuicida no muere y se niega a morir.

“Meanwhile” es una preciosa bocanada de aire fresco, de nuevas influencias, y de nuevas creatividades que nos sigue manteniendo estables y firmes ante la espera de lo nuevo de la banda animada. La subjetivación propia que hace de Gorillaz uno de los proyectos más icónicos del sigo XXI, plantea como una premisa inexorable de que la creatividad compositiva y la construcción de backgrounds influenciales son la verdadera fórmula para reconstruir siempre, historias desde la más pura sincronía con el contexto actual. Tanto Damon Albarn como Jamie Hewlett nos sorprenden una vez más con la sencillez del trabajo personal de construcción de escenarios que toman de los nuevos sonidos, una verdadera fiesta que busca incluir a todos en una discursiva siempre contextualizada con la crítica social como espacio de enunciación.

Karin Ramirez Raunigg

De música, libros y otras cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.