The Ocean Collective en Santiago: ¿Quién dijo que el post metal es aburrido?

The Ocean Collective en Santiago: ¿Quién dijo que el post metal es aburrido?

Pareciera que el subgénero de metal del cual el grupo The Ocean es insigne siempre ha tenido prejuicios asociados a lo tediosa, larga y saturada que son sus capas de sonido, por lo que la llegada sigue siendo acotada y asociada a pequeños nichos de oyentes generalmente seguidores de grupos «de culto». Prejuicios que posiblemente se verían desmantelados si más gente pudiese experimentar lo que los germanos lograron generar en la sala RBX, con una cercanía y energía más que envidiables. Los liderados por el guitarrista Robin Staps se permitieron salirse de las convencionalidades del progresivo, y producto de la complicidad generada con el público, deben haber dado uno de los shows de metal progresivos más distintivos del año.

La jornada, obviamente, fue anticipada por dos bandas locales, siendo la primera IIII (cuatro), grupo cuya breve pero sólida presentación permitió seguir explorando los resultados de su último EP homónimo; y La Bestia de Gevaudan, conjunto que logró conectar con el público anticipando las texturas que vendrían a consagrar la noche. La canción Fig 5 es la recomendada de la noche.

La presentación de los músicos de Berlín revisó varias piezas claves de su discografía, pero enfatizó con muy buena acogida canciones de su último disco publicado el año 2020 Phanerozoic II: Mesozoic / Cenozoic, donde las canciones Triassic, Oligocene y la épica Jurassic / Cretaceous permitieron desmenuzar cada una de las aristas del sexteto, donde la precisión y la pasión lograron hacer que el público cantara cada una de las canciones del setlist. Sin duda el protagonista de la noche fue el vocalista Loic Rosetti, quien no tuvo reparo alguno en surfear por el público mientras emitía los más desgarradores guturales, a su vez que con cámara en mano registraba la euforia del océano de gente presente. Mattias Hägerstrand destacó por un sonido de bajo sólido y preciso, mostrando ser una pieza clave en el desempeño en vivo del grupo.

Muchas más palabras al respecto la verdad no podría señalar, porque dentro de lo característico del perfil de presentaciones que realizan estos conjuntos, lo logrado los sitúa dentro de algo bastante inusual, pero también de una muy grata sorpresa que los hará generar una mayor conexión con el público chileno, ya que el cambio de recinto podría haber sido hasta un fortuito acierto. Siendo esta la primera fecha de la gira por nuestro país, esperamos que en los otros paraderos la energía sea la misma.

Fotos: Cristian Calderón 

Rodolfo Galleguillos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.