Videografía Rock: “Hunter” – Björk

Videografía Rock: “Hunter” – Björk

Dir. Paul White, 1998.

Ya habían pasado dos bombazos para partir su carrera y la islandesa ya se había destapado como una artista en el sentido quizá nunca más estricto de la palabra. “Debut” y “Post”, de 1993 y 95 respectivamente, fueron dos discos en que ya se habían albergado una cantidad de clásicos y en que la música que ofreció su marca estaba dando un giro insospechado para la ex- Sugar Cubes, llegando rápidamente a las masas, pero también ofreciendo alucinación visual, experimentación y vanguardia. Llegaba la hora de su tercera aventura más madura y, por primera vez en su carrera, lanzaba un disco que era menos que un cúmulo de pensamientos diversos y extra polarizados. De hecho, Björk sugirió que “Homogenic” (1997) era su primer disco en el que todo el material parecía que procedía de la misma madre, como nunca antes lo había hecho.

Björk lidió en esta etapa de su carrera, con su crecimiento artístico surgían dudas ante la exposición mediática abrumadora. Los años siguientes a su álbum Post fueron turbulentos, por decir lo menos. La cantante se mudó a Londres desde Islandia para aprender más de la escena electrónica de la ciudad. Por el contrario, el desplazamiento a la isla británica la hizo sentir nostalgia y alienación, aunque más de una enseñanza le dejó.

Una serie de relaciones escrutadas públicamente, un altercado con paparazzis y un encuentro horrible con un acosador argentino dejaron a Björk paranoica y aterrorizada. En esas circunstancias, no es de extrañar que Homogenic sea un confesionario crudo e irregular. Como tal, el álbum refleja el terreno de su lugar de nacimiento y apunta a su seno geográfico y familiar.  Y es por lo demás lo que hace que “Hunter “sea tan único es la yuxtaposición de la instrumentación: la electrónica zumba y se mueve junto a las cuerdas tradicionales. Líricamente, Bjork bañó a “Hunter” en alegoría. La artista ha dicho que el tema manifiesta la presión que sentía por ofrecer música como proveedor monetario de su “nido” musical o familia. Cuando eres un artista tan importante como Björk, todo un ecosistema financiero depende de tu creatividad.

El “hogar” de esta letra se puede leer como una metáfora de su éxito. En ese sentido, “ir a cazar” representa la necesidad de mantener ese éxito a cualquier precio. En definitiva, “Hunter” es una canción sobre la resignación. Es una liturgia para una vida normal y una aceptación de su destino como artista. La suya es una vida desprovista de regularidad y la mundanidad que a menudo damos por sentado.

El sacrificio de Björk se convirtió en un legado fundamental en la música pop experimental y lo que se expone en su video nos lo clarifica: la vemos a ella entre medio de estas secuencias, toda calva, desnuda, luchando o tratando de dejar salir su espíritu cazador, su parte asesina, el oso hambriento que lleva dentro. El tema de los osos no es aleatorio, como ya habían sido usados en videos anteriores. Para el arte de las portadas de “Army of Me”, la agencia de diseño londinense Me Company convirtió a Björk en un personaje inspirado en Astro Boy, NovaBjörk, que tenía un compañero de oso polar llamado WhiteHeat. En el video de “Human Behaviour” también aparece un oso extraño acosador que la alberga en su cuerpo y a la vez dentro de la mente de su personaje. “Me identifico con los osos polares”, dijo en ese momento. “Son muy tiernos, lindos y bastante tranquilos, pero si te reconocen extraño pueden ser muy agresivos”.

El video fue dirigido por Paul White y fue realizado con animación de imágenes 3D, que iban a protagonizar la industria del videoclip durante fines de los noventa y buena parte de los 2000’s, antes de su evolución tecnológica más trepidante que todos conocimos. La metamorfosis representa la fusión entre lo orgánico y tecnológico presente en la canción, y el “cazador” que alberga dentro, del cual habla la letra.

“La idea original era mostrar una metamorfosis de cuerpo completo de Björk”, comentaron los realizadores, que hubiese sido algo más alucinante aún, pero el costo resultó demasiado alto. Pero finalmente solo la cara fue suficiente: las expresiones de Björk transmutan entre lo lúdico, sufrido, agresivo y curioso de la experimentación corporal. La islandesa tiene la capacidad innata de transmitir todo tipo de emociones, en sus videos, en sus letras, arriba del escenario. Esta delicia de “Homogenic” y de su rica videografía es tan solo otra muestra.

Por Patricio Avendaño R.