Videografía Rock: “We Are Sudamerican Rockers” – Los Prisioneros

Videografía Rock: “We Are Sudamerican Rockers” – Los Prisioneros

Una de las canciones favoritas de Los Prisioneros, tratándose de una flotante que no fue editada en Chile; no al menos hasta algunos compilados a partir de los 90’s. Ello en referencia a que quedó fuera de la selección final de La cultura de la basura (1987) —la tercera producción del catálogo; pero figuró como la apertura de la versión latinoamericana del año siguiente.

Aunque no estuvo contenida en ninguna parte, dentro del país, figuró como sencillo promocional. Experimentación de ligero sonido, enfilado al rockabilly de los 50’s, que dejó para la posteridad la frase “¡Elvis! Sacúdete en tu cripta” antes del primer coro. Siguiendo la costumbre del trío de los oriundos de la comuna de San Miguel, está presente una crítica de por medio: el menosprecio de los rockeros de este lado del mundo, en comparación con los anglosajones —“No nos acompleja revolver los estilos, mientras huelan a gringo y se puedan bailar; nuestra pésima música no es placer para dioses, jamás ganaremos la inmortalidad”, como reza la segunda estrofa. Identidad que ya intentaban rescatar en temas como Latinoamérica es un pueblo al sur de Estados Unidos (1984), Independencia cultural (1986) o Maldito sudaca (1987).

El clip resultó ser de lo más querido en la región, pese a su simplicidad, al encomendársele el inicio de las transmisiones de MTV Latinoamérica —1 de octubre de 1993; mensaje que le venía como anillo al dedo a la cadena televisiva. Cuyas primeras tomas, en blanco y negro, decantan en un set paliducho que progresivamente va adquiriendo llamativos colores. Para los segmentos de los coros asoman las tenidas greaser; donde no podían faltar los jopos, con el mechón rizado cayendo en la mitad de la frente que recuerda a Bill Haley —además de la presencia del contrabajo en las manos de Jorge González. Los trajes guerrilleros, que se ven cada tanto, obedecen a una influencia de The Clash. Que el video tuviese sonidos añadidos, cuando caen desde el cielo los globos con pintura, también resultó una novedad por estas latitudes a fines de los 80’s.

Se barajó ser incluida en la siguiente placa, Corazones (1990), pero quedó descartada debido a que el concepto se orientó hacia otra dirección. Por ende se trató de la última colaboración, tras la guitarra, de Claudio Narea —hasta que se concretó la reunión de la banda en 2001. ¡Presley! Sacúdete en tu cripta.