Weichafe en Lollapalooza Chile 2017: Ímpetu, rock y opinión

Weichafe en Lollapalooza Chile 2017: Ímpetu, rock y opinión

Weichafe ha tenido un renacer, gracias a su EP de 2015 y su reciente placa “Mundo hostil”, la que los ha llevado a recorrer el país ofreciendo shows que transmiten mucha fuerza. Lo que querían dejar claro en este Lollapalooza es que son una banda con trayectoria y con un público cautivo, lo que les da tranquilidad para pantear su espectáculo afirmados con tranquilidad en esa ruta recorrida, pero sin dejar de lado la contingencia.

“No tienes poder”, “Fe maldita”, “La fuerza viene de la tierra”, “El rock del poncho”, “Pichanga” y varias más fueron cantadas con fiereza, las guitarras estaban perfectamente aceitadas y sonaron a todo dar; el público estuvo muy participativo, incluso en esos instantes en que sorprendieron con pancartas alusivas a temáticas actuales, en las que hacían una fuerte proclamación a favor del aborto y en contra de la privatización del agua. El show fue muy estudiado y se notó, porque no perdieron el ritmo, aunque las imágenes que proyectaban las pantallas (alusivas a personeros de la política nacional) distraían la atención del espectáculo y hacían girar la reflexión en torno a si era necesario “adornar” un show que tenía mucho potencial musical con estas opiniones, muy válidas, pero que politizaban un show que se desarrollaba con energía, gracias a los temas de un disco excelente como lo fue “Mundo hostil” (2016).

weichafe-26

Otro de los momentos álgidos fue aquel en el que interpretaron el cover de “Estrechez de corazón”; una versión excelente y que le dio un nuevo aire a un tema ya histórico del rock chileno. Hubo referencias a Los Jaivas y a “Gracias a la vida” y hasta se coló un solo precioso de “The Trooper”, de Iron Maiden. Con esto, quedó claro que los Weichafe pueden presentar un show mixto, con texturas y estilos, junto con ocupar parte de ese espacio en el planteamiento de la reflexión sobre lo que está pasando en nuestra realidad política y social.

Los chilenos cumplieron el objetico de que su show no fuera uno más dentro del abultado lineup nacional. Su propuesta sobre el escenario no dejó indiferente a nadie y ha provado reacciones diversas, pero de lo que sí estamos seguros es que Weichafe aprovechó su momento, la plataforma y la diversidad de público asistente para mostrarse en propuesta musical y politica, porque este es el momento para referirse a esos temas y definir posiciones.