25 canciones de rock y metal inspiradas en la luna

25 canciones de rock y metal inspiradas en la luna

Desde la inspiración que tuvieron los Smashing Pumpkins para realizar uno de los mejores videos de la historia a través de la película de George Méliés, Le Voyage dans la Lune, hasta las declaraciones de Nicole Kidman que dijo que una de las mejores canciones para hacer el amor es Walking On The Moon de The Police.

Nine Inch Nails le dedicó un par de estrofas que exacerban las emociones en su notable “The Only Time”. Asimismo, un encuentro entre Ray Manzarek y Jim Morrison en la playa terminó por deleitar al tecladista de The Doors con una composición del ‘Rey Lagarto’ de nombre “Moonlight Drive” o al ‘Duque Blanco’ David Bowie haciendo una de las mejores canciones inspiradas en la ciencia ficción como “Moonage Daydream” y el lunatismo, los trastornos de personalidad, la cara oculta que llegó a titular uno de los mejores discos de todos los tiempos como “Dark Side of The Moon” Pink Floyd, las leyendas en torno que inspiraron a King Crimson o Iron Maiden o los aullidos de lobo a ella de Metallica. La luna, nuestro satélite natural, ha sido la base y diosa mesiánica de las bandas y solistas del rock. Algunas pueden hablar de esoterismo, otras, en cambio, son loables poemas, odas y simbolizan a la luna como una mitigadora de penas de amores.

Con diferentes historias, pero con ella como gran centro de inspiración, acá recordamos algunas:

En esta pieza extraída del segundo álbum de The Police, titulado Reggatta de Blanc, podemos apreciar en el video a los integrantes en el Centro Espacial John F. Kennedy, donde se lanzó el cohete Saturno V que fue ocupado en las misiones Apolo y Skylab (estación espacial de Estados Unidos). En una entrevista realizada a Nicole Kidman, mencionó que esta canción es perfecta para hacer el amor. Una declaración directa y sin rodeos para una gran canción de los ingleses.

Trent Reznor en The Only Time del disco Pretty Hate Machine hace una suerte de oda amorosa o no a lo que es la luna: “Lay my hands on heaven and the sun and the moon and the stars / While the devil wants to fuck me in the back of his car” (“Pon mis manos sobre el cielo y el sol y la luna y las estrellas / Mientras el diablo quiere follarme en la parte trasera de su carro”.

“Tonight Tonight” de los Smashing Pumpkins se inspiró el concepto del arte y la escenografía con la película de George Méliés, Le Voyage dans la Lune de 1902. Además, para realizar el homenaje al director francés tuvieron que ocupar trajes que fueron difíciles de conseguir debido a que estaba en rodaje el drama de James Cameron, Titanic.

“I smile at the moon / Chasing water from the sky / I argue with the clouds / Stealing beauty from my eyes” (“Sonrío a la luna / Persiguiendo el agua desde el cielo / Discuto con las nubes / Robándose la belleza de mis ojos“), dice parte de la letra de Under A Glass Moon de Dream Theater. Una gran metáfora a la luna extraída del álbum Images and Word de 1992.

Cuenta la historia que Jim Morrison estaba paseando por la playa cuando se encontró a Ray Manzarek y le cantó “Moonlight Drive”. La canción, el poema y la forma de cantarla de Morrison cautivó al tecladista y lo motivó para hacer una banda juntos que nombraron The Doors. El track no apareció en el debut de los californianos, pero sí en la segunda placa titulada Strange Days de 1967, dos años antes de la llegada del hombre a la luna.

Una de las obras máximas de los liderados por Michael Stipe: Man On The Moon. El título hace referencia a las múltiples teorías conspirativas que han rodeado el alunizaje por parte de los tripulantes del Apolo 11 a la luna en plena Guerra Fría y en una de las carreras espaciales más disputadas de la historia por parte de Rusia y el país del Tío Sam.

David Bowie en The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars se desprende la canción “Moonage Daydream”, la cual toca diferentes tópicos de la creación de Ziggy como la religión, la sexualidad y la pasión. Asimismo, es una de las canciones preferidas por los científicos debido a que es una oda esplendorosa a la ciencia ficción con un gran riff de guitarra.

“Under blue moon I saw you / So soon you’ll take me” (“Bajo la luna azul te vi / tan pronto me llevarás”), dice la primera estrofa de The Killing Moon de los ingleses The Echo and The Bunnymen y que ha sido destacada como una de las mejores canciones de post punk que se hayan escrito.

Los sicodélicos británicos de Inspiral Carpets titularon Saturn 5 a uno de sus mayores hits. El nombre del single fue sacado del cohete espacial lanzado desde el Centro Espacial John F. Kennedy para operar en las misiones Apolo y el cual estuvo operativo desde 1967 a 1973.

Ozzy Osbourne tituló a uno de sus discos más emblemáticos como Bark At The Moon (Ladrar a la luna), el cual fue lanzado el 10 de diciembre de 1983. La canción que la da el título al disco ha sido utilizada en varios videojuegos de la plataforma de Play Station.

Creedence Clearwater Revival, liderados por John Fogerty no habla precisamente de la luna sino que de un cataclismo de magnitudes bíblicas. “La letra de esa canción fue inspirada por una película llamada The Devil and Daniel Webster, especialmente en la escena donde un huracán arrasa con un pueblo. Al ver eso se me vino a la mente la frase “I feel the hurricane blowin’, I hope you’re quite prepared to die”. En general esta canción trata sobre el término del mundo”, afirmó Fogerty en una entrevista acerca de uno de los mayores éxitos de la banda originaria de El Cerrito, California.

Dentro de la épica y conceptualidad que nos dejó “Seventh Son of A Seventh Son ” de Iron Maiden, se habla de esta “Hija de la Luna”, el producto de la profecía del séptimo hijo del séptimo hijo.  En la antigüedad, se consideraba que esta persona tenía poderes como la clarividencia. El personaje en el álbum, de hecho Moonchild (niña de la luna) dentro de la doctrina del Thelema del mago ocultista Aleister Crowley es conocida como Babalón o la Ramera escarlata citada en esta canción.

“Moonchild escucha el grito de la mandrágora
Moonchild abre el séptimo sello.
Moonchild pronto serás mía, hija
Moonchild toma mi mano esta noche”

Mucho antes eso sí, los genios del rock progresivo incluyeron un tema bajo el mismo nombre e inspirado, de una forma más poética aún,  en esta “niña de la luna”. Lo de King Crimson es sutileza pura y parte de ese gran debut “In The Court of Crimson King”

Los masters del Black metal Dimmur Borgir también hablaron de este Moon Child en una de sus canciones más poderosas. Eso sí, dandole una cuota de perversión y oscuridad siniestra característica de los noruegos, hablando de una ceremonia en que “Relaciones diabólicas profundas/trae horror a los locos y  atormenta a los enfermos y su especie”.

El lobo aullándole a la luna  y esta vez con una banda que tiene todo eso de lobo y hombre. Metallica en uno de los tracks del Álbum Negro hablaba de ese sentimiento del lobo, de husmear en los alrededores y de sentirse poderoso debido a esta leyenda de la simbólica transformación al llegar la Luna Llena . “Of Wolf And Man”

Los chilenos Lucybell dedicaron un tema no solo a una, sino que a dos Lunas “brujas”, en uno de sus mejores singles históricos, en que en una especie de esotérica volada, dos lunas embriagan de amor al sol con encantamientos.

Una cosa grande es llegar a la luna, otra más aún es estar borracho en ella. El gran Tom Waits asi lo imaginó en su tema de 1974 “Drunk On The Moon”:  “Estoy borracho en la luna/Y la luna es una zapatilla de plata/Está vertiendo estrellas de champán/Broadway es como una serpiente…”

Otros fieles representantes del black que han puesto a la Luna como musa inspiradora son Mayhem. Esta canción fue publicada como primer sencillo tras la muerte por suicidio de su miembro llamado irónicamente Dead (sí , el de aquella icónica portada con su cerebro derramado por todos lados tras un escopetazo). La letra de la canción fue escrita por Dead cuando todavía estaba en la banda Morbid y relata la experiencia de una persona muerta y poniendo a una “Luna Congelada” como una especie de más allá y el lugar imaginado donde llega tras morir este tipo que canta en primera persona.

En el polo opuesto, mucho más pop e inocente suena este tema que Mike Oldfield, el creador de Tubular Bells, hizo junto a Maggie Reilly. Mike Oldfield afirmó que la muerte de John Lennon podría haber influido en la letra de la canción que se convirtió en uno de sus mayores éxitos.

Genesis acababa de entrar en su período de máxima actividad cuando lanzaron su quinto álbum, Selling England by the Pound, en 1973. La pista de apertura épica del álbum dura ocho minutos y une la antigua historia inglesa con una mirada a la nación en los años 70. El caballero iluminado por la luna aquí representa un pasado que supuestamente se repetirá en el futuro … o algo así. De cualquier manera, es un gran comienzo para un gran álbum.

Originalmente concebido como una secuela de Harvest de 1972, el álbum incluía a muchos músicos folk que tocaron en el clásico anterior. La canción principal de Harvest Moon es una de las canciones de amor que más afectan a Young, dado que es un homenaje a su ahora antigua esposa y el poder romántico de la luna y la naturaleza.

“Sail to the Moon” es una canción de Radiohead, de su álbum de 2003, Hail to the Thief, que el tiempo ha hecho crecer bastante. Las letras incluyen: “Navego hacia la luna / Hablé demasiado pronto / y cuánto costó / Me bajaron del rayo de la luna / Navegué en las estrellas fugaces. Quizás tu seas presidente y construyas un arca” y demases cosas bizarras muy Radiohead entre medio de pianos y atmósferas algo angustiantes .

El gran Manu Chao también tuvo que decirle cosas a la luna, y cuando es en francés suena mucho mejor y más romántico aún. En este tema, parte de Sibérie m’était contéee de 2004, le canta a la Luna para que sea su consejera ante una decepción o  piensa que ella suple el lugar de una amada que ya no está.

Un clasicazo de los Cadillacs. Con su tenue andar reggae Vicentico desata una de sus mejores canciones  y electrizantes interpretaciones, justamente “Siguiendo La Luna” es lo que canta de forma muy melancólica y sufrida (por amor nuevamente) el argentino en el disco El León. La Luna, en muchos casos, también ha servido de una suerte de consuelo e iluminadora.

Cerramos con “Eclipse”, una infaltable cuando de la luna y sus fenómenos hablamos. Esta vez con esa inspiración en lo que produce su efecto en el ser humano. No por nada vino a cerrar esa magistral obra llamada justamente “Dark Side Of The Moon”: el lado oscuro de la luna de Pink Floyd, lo que todos llevamos dentro, el lunatismo, la locura, esa divagación que centra a un individuo de forma misteriosa y egoísta dentro de uno mismo.

Acompañamos todo con un playlist de Spotify, que lo disfruten:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *