Bad Religion en Chile: 30 años de actitud infranqueables

Bad Religion en Chile: 30 años de actitud infranqueables

Bad Religion en Chile
Teatro Caupolicán domingo 09 de octubre

Con una asistencia de lujo bordeando la capacidad completa del Teatro Caupolicán se presentó Bad Religion en Chile en un gran concierto que cumplió con creces las expectativas.
Las puertas del Caupolicán se abrieron a las 19: 00 hrs. y alrededor de las 20:00 hrs. subió a la tarima la banda de punk rock nacional Bb’s Paranoicos, que en alrededor de 40 minutos hicieron un surtido repaso de sus potentes canciones que han cosechado por su extensa carrera.
Sin muchas modificaciones en la escenografía (el telón trasero solamente con el arte de su última producción de estudio The Dissent of a Man ), y con una puntualidad casi inglesa (que se agradeció por supuesto, ya que teníamos el terrible caso reciente de Guns & Roses que hizo esperar casi dos horas para salir a escena), apareció Bad Religion, comandados por el gran Greg Graffin que lucía una camisa escocesa como es habitual, su tenida fue muy similar a la de la vez pasada que nos visitó en ese concierto del 2007 en el Estadio Nacional.
Justamente fue en ese concierto donde a muchos nos había dejado con gusto a poco, ya que vinieron en calidad de teloneros de Velvet Revolver  y el tiempo que se les concedió no dio para satisfacer a la  fanaticada.
Con Mr. Bret realizando el trabajo de bajo, en un bajo muy guitarrero por lo demás y con las potentes otras guitarras de Greg Hetson y Brian Baker, empezó a armarse una fiesta de punk rock, estridencia y por sobre todo , un despliegue de energía descomunal.
Todo abre con ‘Resist Stance’, carta de presentación de su nueva placa, que bien prendió los fuegos, mas lo fue el segundo corte entregado: ´Social Suicide’ y mas aún el gran “hit” de la banda ‘ 21sth Centrury Digital Boy´que desató el mosh mas aguerrido en el sector mas cercano al escenario.

Luego de una pausa y los agradecimeintos y primeras interacciones con el público de parte de Graffin recae el bombazo ‘Los Angeles is Burning’ , uno de los temas mas queridos por la gallada y que ya se ha hecho infaltable en sus presentaciones en vivo.
Acto seguido suena otra canción desprendida de su reciente disco The Dissent of a Man como ‘Wrong Way Kids’ y seguida de ella ‘Sinister Rouge’, de su disco The Empire Strike First (2004), a estas alturas la máquina de punk rock ya estaba en marcha y parecía que nada la iba a frenar. Siguieron con ‘I Want to Conquer The World’ , ‘Before You Die’ y ‘Recipe For Hate’, donde la guitarra de Brian Baker sonaba muy fuerte, el sonido estuvo realmente a la altura de las circunstancias sin saturar en ningún momento.
Tras una breve pausa vuelven las interacciones de Graffin, esta vez muy relajado nos indica de su posterior paseo al desierto de Atacama para aprovechar su estancia en nuestro país.
Las siguientes en sonar fueron la potente ‘Atomic Garden’ primero, ‘Come Join Us’ y ‘New Dark Ages’, esta útima de su mas que respetable producción del 2008 New Maps Of Hell .
Nuevamente el profesor Graffin comparte palabras de agradecimeinto y nostalgia de su paso por Chile en anteriores ocasiones y continuan adelante  con lo mejor de la parrila noventera de la banda , sonaron ‘Do What You Want’ que debió haber durado un poco mas de un minuto, en una intensísima versión , luego ‘You’, ‘Modern Man’, uno de sus clásicos y temas emblema como ‘Generator’, ‘The Defense’ , ‘Let Them Eat War’ y otro mini descanso y empiezan a llegar las peticiones del público que diferían de una muy variopinta  cantidad de nombres, que en definitiva nunca se escuchó muy clara por alguna en específico por lo cual los californianos  prosiguen con ‘No Control’, ‘Anesthesia’ ( otra muy querida extraída de su disco Process Of Belief del 2002), y ‘Along The Way’.


Después de una intro no muy extendida suena otro infaltable y una de sus composiciones mas vintage como ‘Fucking Armageddon (This is Hell), y la despedida.
Vuelven con el único encore y empiezan a aparecer de la nada fans a abrazar y a tratar de cantar incluso con Greg Graffin , fueron como tres irrupciones al mescenario que no lograron allegar mas allá ya que la seguridad se encargó de bajarlos, por otro lado aparecieron otros que solo hicieron stage diving ya cuando el címax era total.
Suenan para este glorioso final ‘American jesus ‘, ‘Infected’ y ‘Sorrow’ finalizando con un jam punk rock de guitarra y batería y con un Graffin ya retirado del escenario.
Para el final una corta despedida después de aproximadamente una hora y media , de un aplastante show.
No quedó para nada la sensación de deuda, Bad Religion hizo un setlist muy equilibrado de todos los discos de su carrera, calcado al del día anterior en Argentina, aunque hubo algunos discos que no fueron repasados, como por ejemplo del No Substance que no es un disco muy querido por la banda en realidad, pero en conclusión fue un show muy bien planeado.
Promesas de vuelta hubieron de parte de Graffin y seguramente que mas temprano que tarde, el profesionalismo, constancia y entrega quedó mas que demostrado en un espectacular evento del mas puro y fiel punk rock californiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *