Cancionero Rock: “Indians”-Anthrax (1987)

Cancionero Rock: “Indians”-Anthrax (1987)

Anthrax tenía el estilo, la fuerza, las guitarras y estaban parados en el momento preciso y en el lugar indicado para brillar. Sin embargo, la banda carecía de un álbum supremo, distintivo, un símil al “Master of Puppets” o “Reign in Blood”; habían lanzado dos buenos trabajos que pavimentaron el camino para que, en 1987, surtiera el efecto esperado su propuesta repleta de riffs asesinos y letras de mucho significado, en el que fuera el período más thrasher de la banda. “Among the Living”(1987) es considerada una de las grandes obras del género.

Y dentro de este álbum se encontraba un clásico rotundo. “Indians” es uno de los mejores temas de Anthrax y muchos ránkings basados en la discografía de la banda, la ubican como la número 1. Infaltable en cada concierto, es imposible imaginar un show sin el público coreando “Cry for the indians, Die for the indians”. Es fácil adivinar que la letra hace una defensa de los nativos americanos, a los que llaman “original americans”. Esto marcaba una diferencia con lo que venían mostrando en sus letras, mucho más orientadas al optimismo, saliendo del esquema del metal que solo se concentraba en mensajes duros y densos. Puede sonar muy políticamente correcto, pero en 1987 en Estados Unidos, este tipo de canciones podían incendiarlo todo. Se basa en la reivindicación, nace del respeto a los pueblos que, hasta hoy, siguen existiendo en Norteamérica y que siguen sufriendo el poder de un estado que ignora su historia y cultura.

“Indians” también es relevante para Anthrax pues les permitió llegar a MTV con un video que se transmitió muchísimo y que mostraba danzas y coronas típicas de los aborígenes, danzas que te llevaban directo al mosh, con un magnífico riff inicial, con esencia del thrash más afilado, en el que los coros tienen un peso fundamental.

Si alguna vez has estado en un concierto de Anthrax, sabes que “Indians” significa mucho para la banda, para la gente y para los shows. Es la canción que marca el momento top del espectáculo, la que genera el mosh más infernal, mientras pasa el mensaje de amor y reconocimiento a esas raíces violentadas por siglos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *