Cancionero Rock: “Lithium”- Nirvana (1991)

Es un clásico tan impregnado en el ADN del grunge noventero que su ritmo y métricas han sido incuestionables para catalogarla como una de las grandes caras del determinante “Nevermind” de Nirvana, aunque no muchas veces nos hemos detenido a escuchar su letra y lo que trata de decir Kurt Cobain, algo que por cierto tiene mucha relación con su personalidad y con algo que nunca se trató bien: la bipolaridad.

Este tema recoge trozos de la esencia innata depresiva del estilo, que desarrolló aún más Alice In Chains, como también este “sentimiento” se introdujo en algunas de las canciones de su álbum In Utero, que en un momento determinado se llamaría “I Hate Myself and I Want to Die” (la canción del mismo título salió en dos versiones, primero como cara B de “Pennyroyal Tea” y luego en ese notable compilado para The Beavis and Butthead Experience).

Esta canción en gran medida es sobre cómo su enfermedad mental (bipolaridad) lo hizo sentir. La dosis bipolar te hace sentir deprimido, pero también te hace tener cambios de humor severos y eso es lo que está describiendo y que se evidenciaba en su forma de actuar, la verdad es que Cobain desde niño era una persona muy alegre e incluso hasta en sus últimos años en gran parte se le vio así. El litio es la droga que utilizan las personas con dicha enfermedad y el tema es una especie de oda a este trastorno.

El litio también se prescribe a pacientes maníaco/depresivos/esquizofrénicos que parecen tener un carácter violento. Y en muchos pacientes este medicamento hace que no haya forma de que se pueda prescindir de él. Y en muchos casos, si lo hacen… estarán extremadamente irritables y probablemente terminará teniendo episodios psicóticos o alucinaciones. “Estoy muy feliz porque hoy encontré a mis amigos, están en mi cabeza …” reza el tema, y  esto está relacionado directamente con la enfermedad bipolar que tuvo Kurt.

Si bien tuvo esta enfermedad y estaba sin tratamiento (que es la última parte de la segunda mitad de la canción inducida por la locura), tenía cambios de humor severos y realmente no le importaba nada. “el domingo por la mañana es todo lo que me importa”, describe su falta de atención y una mentalidad apática motivada por la enfermedad. Después de tomar litio, por supuesto, controla la membrana de dopamina, que por lo demás produce inestabilidad en su mente y le permite tener un estado de ánimo mental constante y le permite funcionar en la sociedad.

Con el litio, en experiencias de pacientes, nada parece importar en absoluto. te sientes feliz, tienes lo único que quieres, te saca de la perspectiva material, que siempre necesitarás; tu mente. Esta canción habla sobre un período de descenso entre dos estados mentales y una semi-ocupación previa con la droga y seguramente Cobain supo cual efecto produjo en él y en muchos que lo usaban.

Como sea, los episodios bipolares están también, con menos o más frecuencia en todos nosotros. ¿Quién no se ha sentido triste y alegre en menos de una hora o día de su vida? Los clásicos y entrañables “Yeah, yeah , yeah!” contrastando con la depresiva letra lo dicen prácticamente todo.

Por Patricio Avendaño R.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...