Cancionero Rock: “London Calling”- The Clash (1979)

Cancionero Rock: “London Calling”- The Clash (1979)

London Calling como álbum sin duda podría definirse como el éxito más grande de The Clash, pues en él se deja en evidencia la creatividad en su máxima etapa de los integrantes sumado a las experiencias de vida que se forjaron debido a las curiosidades por tener entre sus sonidos el reggae y el ska, sin dejar de lado el rock and roll y por supuesto el punk, lo que estaba llevándolos a dar un salto cualitativo y cuantitativo en la historia de la música y convertirse en mucho más que una banda de punk, una banda con influencias para la música pop y rock de las nuevas generaciones.

La paranoia es el eje central del gran clásico: El título proviene de la identificación de la estación de radio del Servicio Mundial de la BBC: “Esto es Londres llamando …” La BBC lo usó durante la Segunda Guerra Mundial para abrir sus transmisiones fuera de Inglaterra. Joe Strummer lo escuchó cuando vivía en Alemania con sus padres y se le quedó muy incrustado en la cabeza, tanto como para convertir años después esa alerta en uno de sus grandes clásicos. La línea “Londres se está ahogando y vivo junto al río” salió de Inglaterra diciendo que, si el río Támesis alguna vez se inundaba, todo Londres estaría bajo el agua. Joe Strummer vivía junto al río, y esa era otra idea que le revoloteaba en el inconsciente.

Y mucho de esto está potenciado en este tema central, donde las letras de Joe Strummer y Mick Jones, traen una carga política mucho más madura, declarados con una sistemática mención a los eventos mundiales con referencia a las posibles catástrofes nucleares y la sátira son los elementos principales para dar el vamos a una batería de razones por las cuales el mundo debería tomar conciencia. Por ello, Strummer estuvo preciso para terminar el sencillo con una frase apocalíptica: “I never felt so much a-like…” (“Nunca sentí nada parecido…”). El tinte apocalíptico está en todo, ya que detalla las muchas formas del exterminio del mundo, incluida la crisis de la mayoría de edad, el hambre y la guerra. Fue la canción que mejor definió a The Clash, conocido por arremeter contra la injusticia y rebelarse contra el establishment, pero acá con ideas mucho más elaboradas que aquel visceral y desgarrado debut. Musicalmente la banda estaba mucho más crecida y el variopinto abanico de canciones del disco así lo demostraron.

Joe Strummer explicó en 1988 a Melody Maker: “Leí unos diez informes de noticias en un día que nos llamaron todo tipo de plagas”. El cantante era un adicto a las noticias, y muchas de las imágenes del día. Un día estaba en una conversación con su novia Gaby Salter en un viaje en taxi a su piso en World’s End (que irónico y apropiado). “Había muchas tonterías de la Guerra Fría, y sabíamos o nos hacían creer que Londres probablemente se inundaría”.

Según el guitarrista Mick Jones, fue un titular en el London Evening Standard lo que desencadenó la letra. El periódico advirtió que “el Mar del Norte puede subirse y empujar el Támesis, inundando la ciudad”, dijo en el libro Anatomy of a Song. “El titular era solo otro ejemplo de cómo todo se deshacía”, en tanto la línea sobre el “Error Nuclear” se inspiró en el colapso del reactor nuclear de Three Mile Island en marzo de 1979. Este incidente también es mencionado como “Clampdown” del mismo álbum y sirvió de una especie de profecía de lo que sucedería tan solo unos años después: el brutal desastre nuclear en Chernobyl, Rusia.

Mucho más que punk, es un clásico del rock de todos los tiempos. El 14 de diciembre el álbum cumple 40 años.

London calling to the faraway towns
Now war is declared and battle come down
London calling to the underworld
Come out of the cupboard, you boys and girls
London calling, now don’t look to us
Phony Beatlemania has bitten the dust
London calling, see we ain’t got no swing
Except for the ring of that truncheon thing

The ice age is coming, the sun is zooming in
Meltdown expected, the wheat is growin’ thin
Engines stop running, but I have no fear
‘Cause London is drowning, and I, I live by the river

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *