Disco Inmortal: Death – Human (1991)

Disco Inmortal: Death – Human (1991)

Vía Nación Progresiva 

Lanzado el 22 de Octubre de 1991, el 4to álbum de la banda estadounidense Death, liderada por Chuck Schuldiner, marcaría un antes y un después en la música de Metal Extremo.

Luego de realizar una buena primera etapa de discos con un sonido duro, pesado y violento, Chuck toma una nueva perspectiva en la creación de letras y en las estructuras de sus canciones. Ahora con un enfoque hacia la realidad, lo humano, sensaciones y otros análisis introspectivos y del medio en lo lírico, además estaría acompañado de una banda conformada por músicos como Paul Masvidal, Sean Reinert (quienes juntos continuarían en Cynic) y Steve DiGiorgio, quienes lo ayudarían a darle un agregado de Jazz-Fusión a su Death Metal, comenzando un viaje sin retorno a una música que experimentaría con el progresivo y lo técnico.

El álbum comienza con una aparición en solitario de la batería, sonando desde la nula percepción auditiva hasta el volumen con que oiremos con todos los instrumentos, en lo que se introducen las guitarras y el bajo, con unos riffs que toman pausas, generando un suspenso que se haría uno de los sellos de la banda.  Tras la intro, llega el riff y la percusión demoledora a azotarlo todo, que a diferencia del pasado, incluso entremedio de partes rápidas, tienen unos puentes y quiebres bastantes técnicos y pulidos, y el trabajo de la batería aquí saca todo su brillo y maestría.

En el pre-coro, hace gala de una melodía que recuerda a Phantom of the Opera de Iron Maiden (demostrando su influencia por lo clásico, tratando de llevarlo a algo nuevo), acompañado de un ritmo que te deja atrapado para entrar a un coro de bastante fuerza, como prefacio de un clímax de grandes solos de guitarra.

Esta es la entrada al disco de parte de la canción llamada”Flattening of Emotions”, en el que indica un distanciamiento de la realidad y una confusión con el interior, temática tomada para este trabajo de estudio en general. Se hará recurrente en las presentaciones en vivo de la banda. “Suicide Machine”, otro tema que sonará constantemente en vivo, sigue la línea de una crítica moral a la sociedad y al individuo. “A Request to die with dignity”-“Is that too much to ask?” es parte de la letra en el coro, haciendo referencia al Eutanasia.  La siguiente canción es “Together As One”, que aparentemente habla sobre la relación y la vida que llevan los hermanos Siameses. “Secret Face” es una canción con más arreglos melódicos que las otras canciones. Tal como indica en el título del tema, se refiere a las intenciones secretas de las personas, representadas como falsas u obstáculos en la vida.

Uno de los más grandes temas en la historia de la banda,  “Lack of Comprehension” es el tema más corto del disco, directo y preciso. Intro sin distorsión y gran arreglo del bajo, calmada y que habla claro, algo tienen para ofrecernos. Versos punzantes de Chuck, logrando unas voces llenas de emoción desde sus entrañas combinados con unos interesantes leads de Masvidal,  un coro tremendamente potente, un solo ejecutado a su perfección, y aquí vamos con una de las grandes características de la banda. Posterior al solo, el riff más cautivante de la canción, pasaría a la historia como una de las partes más recordadas de la banda. Lleno de melancolía, “See Through Dreams” te sitúa en la perspectiva de la ceguera y de la oscuridad que la acompaña. Está canción posee uno de los coros favoritos de la banda, de parte del escritor de este artículo, lleno de poder y fuerza entre la parte lírica y las líneas de los instrumentos.

Tal vez el punto más llamativo del disco, es el instrumental “Cosmic Sea”. Con un sintetizador de fondo dando el ambiente, ambas guitarras armonizan una interesante melodía en el transcurso de los primeros pasajes. A la mitad de la canción, como si estuviéramos desapareciendo en el espacio, aparece el gran bajo rompedor de Steve DiGiorgio con un solo, precoz y preciso, para darnos la sección de solos de guitarra con muchos efectos y sonidos distintivos (de los cuales Masvidal también mostraría posteriormente en Cynic), acompañados de un magistral trabajo en la batería de Sean Reinert lleno de matices y colores.

Probablemente el tema más complejo y técnico para cerrar el disco, “Vacant Planets”, en que Chuck nos da su visión del universo y de lo que somos ante este. Con secciones bien marcadas entre sí, la batería tiene bastante liderazgo, donde apura o baja la velocidad de la canción a su gusto, y, en el pasaje de Tapping de las guitarras previo al solo (la mejor sección de leads en el álbum), nos vuelve a deleitar con sus aires jazzeros y la gran clase que tiene.

Como Bonus incluido en el disco, la banda hace tributo a Kiss, una de las bandas favoritas de Chuck Schuldiner. “God of Thunder” fue adaptada de manera que suena de buena manera y fiel al estilo de Death.

“Human” cambiaría para siempre la banda, aunque siempre en constantes cambios de alineación, sigue una línea creativa por parte de su líder. Gracias a la participación de Masvidal y Reinert, Chuck tomaría nota para llevar a Death a otro nivel, donde cada instrumento destaca,  cambios de compás y muchos quiebres dentro de las estructuras de los temas, hacen de este disco un gran desafío para el género.

Por Javier Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *