Cancionero Rock: “Hangar 18” – Megadeth (1990)

Cancionero Rock: “Hangar 18” – Megadeth (1990)

El año 1990 sin duda que fue un año muy importante para Megadeth. De alguna forma el desenfreno, los constantes problemas con las drogas y los terremotos de cambios de formación ya estaban cesando claramente. Tras la salida del guitarrista Jeff Young y el batero Chuck Behler, las incorporaciones de Marty Friedman y Nick Menza iban a ser parte vital en este nuevo empuje para la banda formada por Dave Mustaine.

“Hangar 18” fue parte entonces de esta casi obra de arte del metal como fue ese gran disco Rust in Peace, un disco en que el sonido de Megadeth superó ampliamente sus tres placas anteriores y donde la calidad tanto en la ejecución como en las temáticas la iba a encumbrar dentro de lo mejor del género, incluso hasta el día de hoy.

La idea de “Hangar 18” nace del interés de Mustaine en las teorias conspiracionales para con el servicio de seguridad norteamericano con respecto a hallazgos extraterrestres, específicamente expone que el Área 51, la base de estudios norteamericana de los OVNIS solamente es una distracción a lo que realmente es este “Hangar 18”, el cual quedaría ubicado en la base Wright-Patterson Air Force (AFB), en  Ohio, y, donde según esta teoría, allí se encuentran varias naves y seres alienígenas para su estudio, trasladadas desde Rosswell (el enigmático lugar en Nuevo México donde supuestamente cayeron del cielo restos de una nave extraterrestre en 1947), hecho que provocó el inicio de los estudios ufológicos a nivel mundial.

A través de la intensidad muy heavy de la canción Mustaine va contando esta historia donde critica a la inteligencia militar estadounidense, diciendo incluso que las palabras inteligencia y militar son dos palabras que no tienen sentido mutuo. Luego, en la parte final todo se torna un caos con una mentada resurrección de extraterrestres quienes cobrarían venganza contra estos científicos que experimentaron con ellos.

Es la canción de los doce solos de guitarra, una de las más técnicas de la banda pero imprescindible en sus shows. Incluso en primera instancia iba a ser mucho más larga que los cinco minutos y fracción que contiene. Acá en esta canción y en el disco en general la participación del guitarrista Marty Friedman, un músico que venía de una banda extremadamente técnica y neo-clásica como Cacophony, fue parte primordial del nuevo sonido de Megadeth y del gran repunte de la banda en este período.

Acá el video, que es una mezcla de superproducción con algo de películas de cine B y donde se da cuenta de todo lo que pasa al interior de este “Hangar 18”.

Por Patricio Avendaño R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *