Jason Newsted y el recuerdo del día que James Hetfield se quemó en vivo en 1992: “Ese accidente salvó a Metallica”

Jason Newsted y el recuerdo del día que James Hetfield se quemó en vivo en 1992: “Ese accidente salvó a Metallica”

Fue un momento muy icónico y decidor en la historia de Metallica: el recordado concierto en Montreal el 8 de agosto de 1992, cuando el futuro de la banda se puso en peligro temporalmente cuando James Hetfield sufrió graves quemaduras durante un incidente con pirotecnia que ocurrió mientras interpretaban “Fade to Black”.

En aquella oportunidad, la banda terminó deteniendo el espectáculo mientras los médicos se llevaban a Hetfield y, aunque finalmente se recuperó, sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en el brazo que lo marcaron de por vida.

En una nueva serie de videos de cuatro partes con So What! del editor Steffan Chirazi, el ex bajista de Metallica, Jason Newsted, se ha abierto sobre su tiempo en la banda, desde historias de aquellas clásicas giras salvajes hasta cómo gastó frugalmente el dinero que ganó con las ventas de “Black Album”. Sin embargo, en el episodio cuatro, también entra en detalles completos sobre la noche en que se quemó a Hetfield, cómo reaccionó la banda detrás de escena y cómo esa experiencia los unió más en un momento de su carrera cuando realmente lo necesitaban.

“Ese accidente nos reunió en un lugar que no creo que hubiera sucedido nunca a menos que un incidente como ese… James fue jodidamente heroico, amigo”, dijo Newsted, según lo transcrito por Loudwire. “Directamente, fue heroico. ¿Sabes cómo duele una pequeña quemadura de la tetera? Ese era todo su maldito brazo. Vamos”.

“Realmente es un momento que de alguna manera salvó y alimentó a nuestra banda”, aclaró. “Estábamos angustiados, Kirk y yo estábamos tropezando. Lars ni siquiera estaba en el vestidor [después de que sucedió]. Solo tenía una toalla sobre su cabeza. Kirk y yo estábamos tratando de estar de pie”

Después de cuatro agotadoras horas de espera para conocer la condición de su compañero de banda, Newsted dijo que su tour manager, Tony Smith, regresó del hospital y les dio la buena noticia. “Va a estar bien, va a estar bien, es duro como la mierda”, recordó Newsted que dijo Smith. “Lo único que quería saber era cuándo tocaríamos de nuevo”.

“Ni siquiera sabíamos si volveríamos a tocar con él”, dijo Newsted mientras se reía. “Sí, tomaba morfina y todo lo demás, pero seguía siendo él… su sentido común, su dureza, eso insistía en que volviéramos a estar con la gente ahora mismo”.

“Nos reagrupamos detrás de él, en apoyo de él, a través del amor fraterno”, continuó. “Absoluto amor fraternal. Era más importante que estuviera bien que otra cosa, pero cuando ya salió, ‘vamos carajo’. Él ya estaba allí. No había ningún ‘pobre de mí’. Por eso, porque nuestro líder mostró ese tipo de fuego, estábamos más que felices de estar detrás de él como nunca antes… Sabía que iba a tener que dar un paso al frente y hacer un par de cosas más. Todos lo sabíamos y enfrentamos las cosas directamente a través de él”.

Mira la entrevista y la serie completa a continuación: