Kiss ofreció inmenso show de año nuevo en Dubái y entró al Libro Guinness de Récords

Kiss ofreció inmenso show de año nuevo en Dubái y entró al Libro Guinness de Récords

Kiss siempre ha deseado batir marcas desde diferentes aristas del mundo del espectáculo, con situaciones descabelladas que ellos las toman con naturalidad; como alguna vez expresaron en querer ser la primera banda que tocase en el espacio exterior. Y una nueva página añadieron con la pasada celebración del año nuevo, en un evento que denominaron Kiss 2020 Goodbye. Porque Paul Stanley, Gene Simmons y compañía llegaron a Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos, para dar un concierto a distancia muy publicitado de antemano en sus redes sociales. Fechado para el 31 de diciembre, el set de 22 temas que transmitió vía streaming Tixr.com, tomó por locación la explanada del Hotel Atlantis; sólo a la vista de asistentes apostados en sus correspondientes balcones.

La velada terminó inscribiéndose formalmente en el Libro Guinness de los Récords, galardón entregado sobre el escenario antes de la última canción por “la proyección de llama más alta en un concierto de música” —las cuales alcanzaron los 35 metros de altura; como también por “la mayor proyección de llamas lanzadas simultáneamente en un concierto de música” —contabilizándose 73. Para una banda del estándar de Kiss, muy acostumbrados al factor circense, este último concierto lo llevó a nuevos parámetros; desembolsándose US$ 10 millones en la producción, que contó con 50 cámaras de resolución 4K y US$ 1 millón destinados a efectos pirotécnicos que despidieron el año 2020.

Hasta el momento no hay mayores registros, sin embargo, han compartido un clip del espectacular show y el nuevo hito, junto con postear algunas imágenes en sus cuentas.