2×1: “You Really Got Me” The Kinks vs. Van Halen

2×1: “You Really Got Me” The Kinks vs. Van Halen

Catalogados como parte de la invasión británica, The Kinks se abrieron camino con su debut auto titulado de 1964. Entrega que se valió de una no menor cantidad de covers; pero sí tenía material de propia factura, como es el caso de You Really Got Me. Allí, los comandados por Ray Davies le imprimieron una veta orientada al blues; que, con el pasar del tiempo, se depuso para darle lugar a desenfrenadas versiones en vivo —de una u otra forma considerándosele un embrión del punk y heavy metal, como por ejemplo los chilenos Criminal homenajeándolos con You Really Got Me. Aquella que su creador sindicó como “una canción de amor para chicos callejeros”, resultó ser el primer éxito adjudicado; hasta ser lo que mejor se les recuerda, a la par con All Day and All of the Night. Cronometrando poco más dos minutos, el vocalista se inspiró en una chica que vio durante daba un concierto —sindicándole un parecido a la francesa Françoise Hardy; fluyéndole aquello de “realmente me tienes ahora”. Siendo casi un mito que un joven Jimmy Page, músico de sesión mucho antes de la formación de Led Zeppelin, participó en el tema; situación que ha sido negada por el mismo aludido y sobre todo por Dave Davies —quien posee el crédito de la guitarra líder; cuyo recurso de la distorsión influenció el estilo de muchos, uno de los insignes siendo Pete Townshend de The Who.

Luego de una década, y al otro lado del Atlántico, Van Halen pasaba por su periodo primigenio; siempre influenciados por The Kinks. Época en que el cantante David Lee Roth ilustró que eran capaces de tocar seis canciones diferentes de ellos —durante el circuito de clubes californianos. Una de ellas tratándose de You Really Got Me, sutilmente alargada, que figuró en su debut auto titulado de 1978; e incluso quedándole la labor de ser el single promocional punta de lanza —hecho que no agradó del todo, ellos teniendo en mente mostrar algo original. Aun así se perfiló como una parte importante del catálogo, siendo la mayor explotada en directo —sin importar quién se encontrase detrás del micrófono. Eddie Van Halen, en la guitarra, se ha referido a esta nueva versión como una actualización; revitalizada por su histrionismo en las seis cuerdas que es acompañado de las “travesuras vocales” del blondo frontman. Los hermanos Davies se han manifestado sobre ella: Dave desaprobándola, Ray dándole su pulgar hacia arriba —la primera considerándola un avión de hélice, y la segunda un jet de combate. Unos pocos años después volvieron a hacer otro guiño a los ingleses, con Where Have All the Good Times Gone.