Cancionero Rock: “Headup” – Deftones

Cancionero Rock: “Headup” – Deftones

El disco “Around the Fur” tiene dos personalidades. Una visceral, cortesía de los gritos y letras de Chino Moreno, y otra más pesada, que viene de los riffs de Carpenter y el trabajo instrumental de cada miembro de Deftones. Pero toda esta rabia y agresividad está cruzada por un aura bastante depresiva, lo que se traduce en el trabajo vocal más desesperado de Moreno; posiblemente sea este el álbum donde esto se aprecia más claramente.

Y en “Headup” hay un clima de liberación de una energía dramática que reafirma lo anterior. El brasileño Max Cavalera aportó en la labor de escritura para conformar una de las canciones más impactantes del excelente “Around the Fur”. Su letra está inspirada en la muerte del hijastro de Max, a quien Chino conocía y estimaba mucho, por lo que esa ira es, en el fondo, ternura y pesar hacia quién no está.

Según Cavalera, las emociones subieron mucho en el estudio cuando él y Moreno estaban rastreando las voces. “Era como si tuviéramos a Dana en el estudio, entre nosotros dos”, recordó en una entrevista concedida a songfacts.com. “Estábamos tan furiosos, y recuerdo mirar hacia arriba y ver que Chino se había roto la nariz con el micrófono, pero seguía catando; había sangre en toda su cara”. Un detalle de esta canción, es que Cavalera grita la palabra “soulfly” en el coro, y ese nombre es el que, más tarde, le daría a su banda post Sepultura.

El matrimonio Cavalera estuvo presente en todas estas sesiones de ensayo y grabación de “Headup”; hace poco, Gloria Cavalera rescató unas fotos de ese tiempo señalando que “me encanta mirar cada detalle y recordar esos momentos. Este camino nos llevó a Seattle y a la grabación de un tema sacado de esa pequeña hoja de papel, con la letra de Dana, y que le llevamos a Chino. ¡Le encantó!. Dana habría enloquecido al saber que los Deftones usaron su letra como base para una gran canción”.

Entre los gritos frenéticos de Moreno, un riff descarnado, la voz gutural de Max y una batería igual de salvaje, se esconde un tema clásico que sirvió para decir adiós a Dana.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *