Cancionero rock: “Tráeme la noche” – Gustavo Cerati y Andy Summers (1998)

Cancionero rock: “Tráeme la noche” – Gustavo Cerati y Andy Summers (1998)

“Más allá de mi carrera solista, disfruto mucho los momentos con otra gente, con quienes hablamos el mismo idioma”, dijo en algún momento Gustavo Cerati acerca de deleitarse con personas que tuviesen una apreciación por el arte y la música, como fue el caso con Leo García, Mercedes Sosa, Roger Waters, Federico Moura o Luis Alberto Spinetta.

Su estancia en Chile era “estable” en 1998. Pasaba mucho tiempo recorriendo la bohemia de Santiago, Providencia y otros lugares de la Región Metropolitana que le dieran satisfacción tanto para escribir como para escuchar nueva música. ‘Gus’ estaba a placer en suelo nacional a pesar de que ya comenzaba a gestarse algunos roces con su actual esposa Cecilia Amenábar. Disfrutar a sus hijos y pasar horas descubriendo sonidos eran su pasatiempo favorito.

Un día, lo llamó una persona en representación de Miles Copeland (gerente de The Police) para invitarlo a ser parte de un disco tributo que le realizarían a la banda inglesa. “No lo tomé muy en serio, me pareció medio raro todo”, explicó Gustavo, añadiendo que “después, directamente el que habló fue Miles Copeland. Me pidió que eligiera un tema. Que Sting no participaba del proyecto. Era una cosa que iba a involucrar a Andy Summers y a Stewart Copeland”.

La situación sorprendió al ex líder de Soda Stereo, pues no se esperaba que lo llamaran para ser parte de un disco que le rindiera homenaje a una banda que siempre apreció. “La propuesta me resultaba tentadora: tocar con ellos, producir lo que produjo, imaginármelo cuando me lo comentan, la verdad que me prendí inmediatamente con la idea. Al principio dudé…¡Porque no sabía si realmente era cierto!”.

Para Gustavo era un desafío y no dudó en elegir una canción del que considera era el mejor disco de los británicos como es el Reggatta de Blanc, placa publicada el 5 de octubre de 1979. El LP de The Police le parecía perfecto en cuanto al repertorio, pues fue un gran impacto en su vida. ¿Canción elegida? “Bring On The Night”, el cuarto track, que fue escrito por Sting. “Fui con la versión y la idea de grabarla. Entonces me colgué al bajo, me gusta mucho tocarlo. Tengo como buen feeling para tocar el bajo. Fueron tres minutos y se grabó de una”, escribió el fundador de Soda en el libro Cerati en primera persona, complementando, con tono jocoso: “pobre Andy, le cambié la afinación del tema”.

Sobre los cambios que le realizó a la canción de los ingleses, Gustavo hizo variaciones en cuanto a lo armónico y le dio un toque al más puro estilo de Bram Stoker. “Básicamente trabajé con un concepto general medio vampírico de la canción. Es un pobre tipo: está muy complicado con el tema de ver la claridad de las cosas, entonces, un poco di vueltas sobre esa idea. Yo pongo lo mío, pero en realidad, en algún sentido, está muy ligado a su versión original y ni siquiera intento que compita con ella. Pero, a lo mejor es mejor que ‘de do do do de da da da’ en castellano. ¡Ojalá!”.

¿The Police o Bocanada?

Andy Summers quedó muy contento con lo logrado por Cerati y lo alabó cada vez que pudo por el resultado de “Tráeme la noche”: “me dio gusto que escogiera ‘Bring On The Night’, porque es una muy buena canción, de hecho, es una de mis favoritas”.

No obstante, Summers fue más allá y le pareció que todo lo que transmitió Cerati con esa canción era digno de ser llevado a la práctica e incluso trabajar juntos, debido a la creatividad del argentino. “No estaba interesado en recrear lo hecho con The Police, es bueno ponerle ropa nueva y él tenía buenas ideas. Así que lo que surgió fue algo diferente. Lo recuerdo muy inquieto, muy creativo. Nos impresionó a todos lo que hizo con una de nuestra canciones y quisimos seguir trabajando con él”, declaró el guitarrista.

En una entrevista que concedió Summers al diario La Nación de Argentina, el multiintrumentista confesó que le propuso a Gustavo realizar conciertos en Latinoamérica junto a él y Copeland. “Sí, hablamos algo de eso. Nos había gustado mucho lo que Gustavo había hecho con ‘Bring On The Night’ y fue genial trabajar con él. Estuvimos tres días y la pasamos muy bien. Yo pensé que teníamos que hacer algo porque había funcionado, tuvimos muy buena química y se nos ocurrió que podíamos hacer juntos una gira por Sudamérica”, expresó el músico inglés.

Gustavo le dio muchas vueltas al asunto de ser una especie de miembro de The Police, pero quería seguir cerrando y quemando etapas de su vida. Atrás quedaba la banda de toda su vida y le dio prioridad a sus trabajos personales. El disco “Bocanada” estaba en pleno trámite y era necesario dedicarle tiempo completo a un larga duración que a la postre se convertiría en uno de los mejores de ‘Gus’.  “En esa época recién había terminado el tema de Soda Stereo, y era emocionalmente una situación muy fuerte para mí. Cómo resolver cierto tipo de cosas, cómo quedaban las relaciones. (Andy Summers) fue alguien con quien charlé mucho de ese tema, además de mi natural admiración por lo que habían hecho ellos y por lo que eran ellos como músicos. Hice la versión, Miles (Copeland) la escuchó y me llenaron de elogios. Pero la cosa no terminó ahí: cuando vuelvo a Buenos Aires me llama Miles y me dice: ‘Voy a ir a Buenos Aires porque quiero hablar con vos’. Y se vino para convencerme de hacer una gira, con la cual íbamos a tocar todos los temas y en cada país íbamos a invitar a los diferentes músicos que habían participado en el tributo. Pero él quería que yo estuviera ahí, con Andy y con Stewart”, confesó Cerati a la revista Rolling Stone en 2007.

Pero la insistencia no quedó en eso y le propusieron incluso realizar temas en vivo de lo que era – en ese tiempo- su nuevo trabajo. “Cuando yo les dije que estaba haciendo el disco me contestaron ‘si quieres tocamos temas de Bocanada’”. Summers ratificó el sutil no que le dio Gustavo Cerati, pues para el argentino era muy importante terminar su nueva placa y seguir creciendo artísticamente a través de su material y experiencias. “Él estaba por lanzarse como solista y estaba muy concentrado en eso, muy enfocado. Nada parecía sacarlo de su camino. También estaba bastante ansioso al respecto. Me consultó algunas cosas, se notaba que era un momento muy fuerte para él como artista”, finalizó Andy Summers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *