Depeche Mode, Spirits in the Forest: a través de los ojos de los fanáticos

Depeche Mode, Spirits in the Forest: a través de los ojos de los fanáticos

El documental dirigido por un viejo conocido de la agrupación como es Anton Corbijn precisa desde la perspectiva de seis fanáticos sus experiencias con la los ingleses. Se tratan de un compendio de conversaciones íntimas y del amplio público que abarcan los creadores de “Enjoy the Silence” agregando forzosamente partes de las dos presentaciones que llevaron a cabo en el Teatro El Bosque de Berlín, Alemania, correspondientes a la gira Global Spirit Tour.

Corbijn quiso plasmar desde otra mirada lo que resulta ser Depeche Mode para la gente y por sobre todo a sus fanáticos más acérrimos. Deambula con buenas tomas sobre el ambiente y la intimidad de cada personaje entrevistando, entregando opiniones desde cómo es que después de un accidente solo puedas recordar las canciones de ellos o cómo el sonido de los oriundos de Basildon pueden pasarse desde madre/padre a sus hijos.

No obstante, a pesar de lo dramático que resulta ser el trabajo del director, carece de contenido a la hora de abordar lo que es la banda y su recorrido que los han llevado a ser unas de las mejores bandas del mundo por el carisma, canciones y por su entrega a los fanáticos. Si bien, el documental muestra cómo el sonido de DM ha trascendido en sus fanáticos creando comunidades y superando la adversidad de muchos de sus seguidores, faltó entregar una visión más sustancial acerca de las sensaciones de los propios Depeche sobre lo que han llegado a inculcar en su público.

El film, a veces, se da hasta forzado por sus protagonistas y eso es debido a sus historias. Cada uno tiene una situación dramática que ha sabido sortear gracias a su espíritu de superación y a la banda sonora que aportaron los ingleses a su vida. La pregunta a todo esto: ¿es de real interés para el público de Depeche Mode las historias de seis fanáticos? Puede que sí, puede que no, pero cuando uno quiere ver un largometraje de una banda de música, quiere música y tal vez no tanta historia íntima.

Al público amante de los compositores de éxitos como “Strangelove” o “Personal Jesus” le interesa más los momentos de la banda en el escenario o su visión más que varios minutos de extensas entrevistas de un conjunto de desconocidos elegidos con el dedo. El documental va de menos a más durante los 80 minutos que dura, pero queda la sensación que Corbijn queda corto en varios momentos y que rellena de buena forma con la presentación de Dave Gahan, Martin Gore y Andrew Fletcher, a pesar de los cortes abruptos que realiza.

El público ha sido fiel al registro, acumulando millonarias ganancias alrededor del mundo donde se dio en diferentes salas de cine y ahora se puede encontrar en plataformas de Streaming como Amazon Prime, pero esto no deja de ser que el documental llega a ser casi forzado en cuanto a conectar la música con las historias. Una cita clásica dice “menos es más” y Corbijn no supo cuajar eso en esta obra que podría haber llegado a ser mucho más debido al momento que estaba atravesando la banda británica. “Spirits in the Forest”  encarna el espíritu de ciertos fanáticos, pero no del global y mucho menos lo que es la agrupación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *