Los 50 mejores discos de la década (2010-2019) Del 30 al 21

Los 50 mejores discos de la década (2010-2019) Del 30 al 21

 

 

 

30.-Megadeth-Dystopia (2016)

Tradecraft/Universal

Este disco tenía la misión de reconciliar a Megadeth con su fanaticada, tomando la decisión de distanciarse de los inventos y volver a izar la bandera del thrash. Para lograrlo, Dave Mustaine decidió reclutar al consumado guitarrista Kiko Loureiro y al baterista Chris Adler, uno de los que goza, actualmente, del mayor respeto en el circuito metalero. Con este elenco, sólo faltaba un buen guión, consumado en un par de grandes canciones: “Death From Within” es dura y consistente; “Post American World” tiene mucho de la vieja escuela, mientras “Lying in State”, se oye compacta y rabiosa. “Dystopia” resultó ser un buen equilibrio entre el estilo de “Rust in Peace” y el de “Youthanasia” porque deja huella y una impronta sorprendente. La banda suena como hacía mucho tiempo no sonaba, consagrándose como uno de los mejores trabajos de Megadeth en muchos años.

 

29.-Deftones-Koi No Yokan (2012)

Reprise

Fue un buen disco de Deftones, quizá no explotando en demasía en cuanto a tracks de alta factura, pero sí es innegable que Deftones nos entrega una buena dosis de lo que mejor sabe hacer: furia a destajos solventadas por el murallón de guitarras de Stephen Carpenter, la potencia de Abe Cunningham y el gran plus de Chino Moreno en las voces. La atmósfera y la fuerza fueron premisa en un disco que, si bien no se encumbra dentro de lo mejor de la discografía de los de Sacramento, no puede dejar insatisfecho a nadie. ‘Swerve City’ ‘Tempest’ o ‘Leathers’ ya se gradúan como clásicos de la banda.

 

28.-Savages-Adore Life (2016)

Matador

Juventud, confrontación y un puñado de canciones compuestas con una crudeza y pasión por el rock pocas veces vista en el último tiempo. Esa es la fórmula de Adore Life, el segundo disco de las inglesas Savages y uno de los mejores discos de la temporada 2016. Desde su portada, con el puño levantado, el cuarteto femenino nos da luces de la actitud desafiante impregnada en este nuevo trabajo, cargado de visceralidad y texturas en su propuesta de hacer rock alternativo, que fusiona, sin asco ni pretensiones, el stoner con el postpunk, el ímpetu por los matices de los primeros Smashing Pumpkins con la potencia descollante de unos contemporáneos Royal Blood. Un disco al que no le falta nada, que tiene una fórmula para derrochar energía casi sin parangón, el carisma de una frontwoman (Jehnny Beth) que exuda talento y una coherencia interna como banda envidiable, que huele a espíritu adolescente y que parece estar destinada a pintar el espíritu de toda una generación.

 

27.- Kasabian-48:13 (2014)

Columbia /Harvest

Es el disco por lejos más bailable de Kasabian: lo de la portada no es solo una laguna mental de falta de creatividad: el disco te invita a disfrutar de esos 48 minutos y 13 segundos de divertimento, fiesta y baile sin distracciones. No hay tanta sicodelia por la que se hicieron reconocidos, pero quién la necesita cuando el disco es abrazador. Es un disco que se te pega como lapa: “Treat”, “Bumblebee” , “Doomsday” o la absoluta “Eez-Eh”. Lo bueno es que supieron llevar el carrete en vivo y mostrando una gran performance para una banda que no conocimos tanto hasta ahora en esa faceta.

 

26.- The War on Drugs- Lost in the Dream (2014)

Secretly Canadian

Un disco maravilloso. Lleno de atmósferas, remembranzas pinkfloydianas, pero con el acierto indie moderno de una de las bandas más notables de la década. Los detalles más cruciales se encuentran en sus mutaciones estructurales. El álbum está cargado de canciones cuya grandeza se revela lentamente, donde el cambio de acorde más simple y discreto puede abrir una pista de par en par y elevarla de simplemente bonita a absolutamente devastadora. Lost in the Dream como bien su nombre lo dice te hace perderte en un gran sueño, como un retrato inmaculadamente ensamblado de un hombre que se desmorona. Sí, es muy depresivo, pero encantador.

 

25.-Steven Wilson- Hand. Cannot. Erase (2015)

Kscope

Un sombrío concepto para un bellísimo disco. No hay sorpresa que Steven Wilson y su genialidad esté siempre al tope de las listas. Su aura progresiva esta vez va más allá. El pop, la sutileza, la oscuridad y este factor conceptual y cinematográfico que tiene hicieron gala en uno de los grandes álbumes del año 2015. Una verdadera delicia musical. Wilson transforma historias oscuras como una chica muerta por años sin que nadie lo note en momentos de catarsis extremados. Locura y oscuridad al mando de uno de los compositores más geniales de la historia del prog actual.

 

24.-Against Me!-Transgender Dysphoria Blues (2014)

Total Treble, Xtra Mile

Disco lleno de canciones de estirpe folk punk y con muchos himnos del estilo dejados para la década. Pero también es un disco donde su vocalista Laura Jane Grace echa afuera su revelación de cambio de sexo, algo duro para una de las voces del punk del nuevo milenio y toda la homofobia aun imperante, sobretodo en EE.UU. Es corto, efectivo y por sobretodo muy liberador y entretenido. “Black Me Out” y “Dysphoria Blues” son temas definitivos del punk del nuevo milenio y perdurarán sin duda con el paso de los años.

 

23.-Nine Inch Nails-Hesitation Marks (2013)

Columbia/The Null Corporation

Sin ser su mejor disco, NIN nos dejó bastante satisfechos con un puñado contundente de canciones de atmósferas claustrofóbicas y mirada oscura, lo que tanto admiramos del sonido de la banda de Trent. Fue un esperado disco, que no se quedó corto en melodías y furia electrónica aplastante. Reznor en la década no dejó de ser el que siempre quisimos: un maestro al momento de componer melodías y estructuras sombrías y devastadoras. Se agradeció totalmente este gran regreso.

 

22.- Avenged Sevenfold-Nightmare (2010)

Warner Bros. Records

El disco que Metallica no hizo. A7X se superaba otra vez pese a tener ya grandes discos a su haber a estas alturas. El riff metalero y las melodías encumbradas por M.Shadows y Synister Gates se plantearon como un disco rápido, sin concesiones y de enormes canciones pesadas y melódicas, donde el factor épico y prog lo dejaron de lado en pos de algunos temas al hueso y directos como “Nightmare”, “Welcome to the Family” y las melosas “Save Me” y “So Far Away” además los destaparon como los grandes compositores de power ballads que graduaron aún más una carrera imparable. Uno de los mejores de los de Huntington Beach.

 

21.-Anathema-Weather Systems (2012)

Kscope

Fue difícil decidir si este era el mejor disco de Anathema de la década, ya que la banda de los Cavanagh deslumbró en el período 2010-2019, dejando enormes discos, pero desde la pulcritud de la portada, hasta las hermosas notas en piano y atmósferas los ingleses en “Weather Systems” dejan poco y nada olvidable. Desde esa partida para abrazar con las maravillosas “Untouchables” hasta la grandeza de “Internal Landscapes”. No hay desperdicio en este discazo estremecedor para una banda que cada día admiramos más.

 

 [50-41] [40-31] [30-21] [20-11] [10-1]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *