Los 50 mejores discos internacionales de la década (2010-2019)

Los 50 mejores discos internacionales de la década (2010-2019)

El entretenido ejercicio de fin de año que siempre realizamos como equipo esta vez cobra un valor agregado. La década ha sido especial para nosotros, y cómo no iba a serlo, si fue en la que nacimos como medio y donde hemos ido viviendo el rock y la música en primera línea en el día a día desde 2011 a la fecha. Grandes discos, el devenir de una década paso a paso, el crecimiento/surgimiento de bandas, evolución de sonidos, savias nuevas, y shows espectaculares han pasado en estos diez años. Por eso es que en la ocasión actual claramente estamos ante un cierre importante de ciclo, se nos va una década increíble y como medio decidimos hacer más que el recuento anual, el de toda la década.

Junto con estos diez años de vida hemos pasado de todo: penas, alegrías, decepciones, fracasos, musicalmente coberturas espectaculares, personalmente cada miembro como individuos hemos vivido vueltas inesperadas, nuevos amores, nuevos desafíos, desilusiones, cambios de actitud, giros positivos/negativos y mucho más. Hemos evolucionado junto con ella, los gustos van cambiando, aunque el amor por lo que te apasiona sigue intacto. Al final del día siempre es la música lo que queda y vaya que sí hubieron buenos discos (pese a que la premisa más latente e inevitable es que ya todo está dicho en el rock), pero siempre vamos a querer desafiar esa nueva norma, tal como se comporta el rock en sí mismo.

Como sea, de una minuciosa selección de 120 discos internacionales, estos son los 50 mejores discos de la DÉCADA según el equipo de Nación Rock. 

PS: Pronto haremos un playlist de los 120 preseleccionados a modo de “consuelo” para los que no estuvieron, como así también otras listas de la década durante diciembre.

 

 

50.- Haken- The Mountain (2013)

Century Media

El álbum de punto de inflexión para los Ingleses, ya sea que acá fue que alcanzaron la fama , tuvieron más éxito, y por sobre todo se desligaron de sus principales influencias y fueron generando su propia identidad sonora en adelante. Es un álbum que tiene todo lo que el amante progresivo quiere oír. Momentos de mucho virtuosismo ejecutados con una gran maestría, mezclándose con cosas setenteras y modernas. El álbum pináculo de Haken, yace aquí con The Mountain.

 

49.- Slowdive (2017)

Dead Oceans

Ocho temas que se articularon muy bien. Las voces de Rachel Goswell y Neil Halstead suenan más maduras, son protagonistas, y están fortalecidas por efectos, detalles y mucha distorsión. Un trabajo que sale adelante sin problemas dentro de su ambición, gracias a la capacidad de la banda de envolver su propuesta con un aire novedoso y actual.

 

48.- Leprous-Malina (2017)

Inside Out Music

Malina es uno de los trabajos más ambiciosos y refrescantes de los noruegos. Pues la verdad, es un álbum que desde sus entrañas está muy bien trabajado en calidad de sonido. Es más orgánico, guitarras más limpias, voces sutiles  y desgarradoras, líneas de bajos protagonistas y rítmicas y baterías que funcionan como aplanadoras. Todo esto incluyendo a veces teclados en atmósferas de melancolía y la gran inclusión de violines y cellos.

 

47.- Motörhead-Bad Magic (2015)

UDR GmbH

Tal cual la tradición de la banda, se trata de otro buen trabajo a la par de sus antecesores; repitiendo la misma exitosa fórmula ejecutada desde el primer día. El viejo Lemmy ya se veía cansado y demacrado, desde un par de años antes, pero de una u otra forma estoico al pie del cañón; quizás inconscientemente queriendo llegar a ese punto: el 40° aniversario de Motörhead, coronado con Bad Magic; el 22° título de estudio dentro del catálogo. Fue lo último que pudimos escucharle, lanzado exactos cuatro meses antes de su fallecimiento; y posterior desmantelación de esta maquinaria única en la industria. Pero no los olvidamos, ustedes fueron Motörhead y tocaron rock and roll.

 

46.- Soen-Lykaia (2017)

UDP

Lykaia el álbum que muchos estábamos esperando de Soen cuyo único defecto puede ser la clarísima similitud de sonido y desarrollo de sus canciones, habiendo pocos sobresaltos. Pero, como aseguraba con Tellurian, lo mejor de todo es el futuro que se plantea y en que desde aquello la banda se encuentra exigiéndose a sí misma más y suena más a una banda que de seguro no nos dará más que alegrías en el futuro y cuya propuesta estamos viendo evolucionar con cada lanzamiento; la apasionante búsqueda de unos músicos que no temen mostrar sus influencias plenamente inmersos en encontrar su propia voz. ¡Grande, Lykaia!

 

45- Arctic Monkeys- Suck It and See (2011)

Domino, Warner Bros, EMI

El haber pasado por la escuela Josh Homme y haber experimentado con el sonido que impregnó su anterior trabajo del 2009 Humbug , sin duda que fue un gran paso para la joven banda de Sheffield, Inglaterra. La gran hazaña de este disco es haber tomado toda esa enseñanza y de alguna manera recobrar su identidad perdida que fue uno de los puntos bajos de aquella placa de hace un par de años anterior a este 2011, cuando recién arrancaba la década. Sin dejar el rock de lado los Arctic logran recautivar con un sonido garage, melódico y entretenido en casi su totalidad. Se sacan un fantasma y contraatacan con un disco que recupera en gran parte su autenticidad y talento, aunque a futuro vendrían cosas mucho mejores.

 

44.- Metallica-Hardwired…to Selfdestruct (2016)

Blackened Recordings

Ocho años de espera tuvimos para recibir solo esto.  Suena tajante, pero la verdad es que Metallica es Metallica, y se encuentran en una dimensión distinta de la que les conocimos en sus obras maestras. “Hardwired” no es un mal disco, pero no viene a sorprender para nada, siendo una clara continuación de lo que habían mostrado en “Death Magnetic”: temas poderosos, de mucho riff contundente y pesado, pero es en el ingenio para usarlos donde caen rotundamente, en el auto plagio y algo de condescendencia interna. Hay canciones muy entretenidas y que sin duda nos dan ganas de creerle al disco, pero los evidentes guiños a placas esenciales se quedan solo en eso, en temas que pasarán al olvido rápidamente. Aun así, es un disco poderoso y se nota que Metallica se divirtió mucho haciéndolo y lo transmite, en uno de los regresos más esperados del año 2016.

 

43.- Slash-Apocalyptic Love (2012)

EMI

Tras un contundente inicio solista, con el disco homónimo plagado de músicos invitados de primer nivel, Slash se asentó junto a Myles Kennedy y la banda de acompañamiento The Conspirators. El primer trabajo de esta encarnación, con todas las de la ley, fue el mejor facturado hasta la fecha: Apocalyptic Love —que de por sí la sola portada ya hace que entre a ganador. Entregó las mejores joyas, que en vivo sonaron esta década dentro de sus conciertos; como es el caso de Halo, You’re a Lie y la monumental Anastasia. Trayendo de vuelta al primer plano el sombrero de copa, con un nuevo aire lleno de vitalidad, luego del dilatado final de Velvet Revolver tras la salida de Scott Weiland.

 

42.-Dinosaur Jr.- I Bet on Sky (2012)

Jagjaguwar

No hay duda que Dinosaur Jr. reconfirmó el 2012 su buena forma y nos volvió a dar cátedra de todo lo que bien sabe: ese sonido noise punk que tanto ha influenciado al indie y al rock de las nuevas camadas volvió a imponerse esta década. Un fiato impresionante, la marcha de las guitarras y la compenetración profunda entre J. Mascis y Lou Barlow más la intempestiva performance de Murph en la batería logró que el trío llegara con nuevos aires el 2012 y se pusiera al pie del cañón en cuanto a actualización de la escena, pese a ser un disco Dinosaur totalmente reconocible, la innovación no está para nada dejada de lado.

 

41.- Bring Me the Horizon- Sempiternal (2013)

RCA Records
Epitaph Records

El disco con más profundidad y emoción y probablemente pudo atraer a algunos escépticos y decepcionados. Algunos podrían quejarse de que las exploraciones más recientes podrían haber debilitado a la banda en los álbumes anteriores ( y posteriores), especialmente tras la salida de Weinhofen, pero Sempiternal es una declaración visceral. Definitivamente no es un álbum perfecto, pero es la  nueva dirección en la que decidieron embarcarse y resulta. En medio de algunos problemas que se necesitaron para llegar, Sempiternal es un lanzamiento increíble de uno de los nombres más importantes de metalcore.

 

[50-41] [40-31] [30-21] [20-11] [10-1]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *