Videografía Rock: Trilogía de Whitesnake

Videografía Rock: Trilogía de Whitesnake

Dir. Marty Callner, 1987. 

A mediados de los 80’s, la Serpiente Blanca estaba en la conquista del mercado estadounidense; quedando cortos en el intento con Slide It In (1984); pero sí consiguiéndolo con el álbum homónimo de 1987, el séptimo del catálogo. Whitesnake había mutado en el camino, pasando de un sobrio blues a un exuberante glam, siendo aquel último trabajo su mejor ejemplo. Parte importante de aquel éxito, junto con la clara calidad del producto final, le correspondió a los clips; los cuales también tuvieron un quiebre con los austeros hechos con anterioridad. Debía ser de esa forma, MTV siendo la ventana de mayor difusión por aquel entonces.

Pero no se trataron de algunos aislados —la excepción siendo Give Me All Your Love; tratándose de una trilogía a la que se le rotó sin cansancio. Tanto por sonido, y aspecto visual, terminó de encaminar la americanización de Whitesnake; que pronto dejaría su natal Inglaterra para mudarse al estado de Nevada, donde reside en la actualidad. La misión encomendándosele al director Marty Callner, quien en los tres trabajos tuvo a la misma dupla protagonista: David Coverdale, por supuesto el líder de la banda, y Tawny Kitaen —quienes tan rápido se casaron, tan rápido se divorciaron (1989-91).

Ella, una actriz que se le recuerda por co-protagonizar la tercera cinta de Tom Hanks —la comedia Bachelor Party (1984); tenía relación con la movida rockera. Novia de Robbin Crosby, guitarrista de Ratt; apareció en la portada del EP auto titulado de 1983, y del primer larga duración Out of the Cellar (1984) —también haciendo aparición en el video de Back for More. Hasta allí guardando cierta mesura, fue la incursión en la Serpiente Blanca que la elevó al nivel de ícono sexual; comenzando por Here I Go Again. Tema re-grabado, su primera versión datando de 1982, gana melodía y vertiginosidad; la pelirroja robándose la atención con su vestido de seda semi transparente, encima del capó de un Jaguar JX6 —o de vestido verde coqueteándole al cantante dentro del vehículo en movimiento. Temática que hizo pasar a segundo plano el contenido de la canción, que se inclinaba a la esperanza, sin demora haciéndose popular entre las strippers.

Is This Love, de tono sentido y tempo pausado, quedó marcada como la canción motelera por antonomasia. La que en su origen fue escrita por encargo para Tina Turner, y que a último minuto se la dejaron para ellos, se perfiló como la gran power ballad de la Serpiente. Clip opaco; que comienza con Kitaen empacando una maleta y marchándose, ante la mirada impávida de Coverdale —iniciando un popurrí de recuerdos de dormitorio. Para luego buscarla y abordarla, en una calle neblinosa, teniendo por desenlace a ambos encima del mismo Jaguar blanco de Here I Go Again —propiedad del vocalista, y que volvió a aparecer para Shut Up & Kiss Me (2019).

Still of the Night, cerrando, cumpliendo la función de elemento pesado; nada más enseñando el machacante riff de guitarra que roza lo heavy metal. Apostados en una plataforma diferente dentro de un gran set, gana mayor presencia el resto de los músicos; aunque ninguno de ellos tomó parte de la grabación del disco, ni siquiera Adrian Vandenberg que para el solo le toma prestado el arco de violín a Jimmy Page. Una letra apacible, bosquejo inconcluso que data de la época de Coverdale cuando militó en Deep Purple (1974-76), que contrasta con las altas revoluciones. Es allí que él se transforma en una especie de persecutor psicótico de Tawny, hacia el final siendo arrestado y metido a la fuerza a un vehículo policial.

A pesar de que ella volvió a hacer acto de presencia en un último corte, The Deeper the Love (1989), perteneciente a la siguiente placa; fue la trilogía su incursión más memorable —el papel consiguiéndolo en desmedro de la todavía desconocida modelo Claudia Schiffer. En cuanto a Whitesnake tuvo una suerte similar, en lo que a videografía se refiere: los no muchos facturados que acontecieron, ninguno marcó la diferencia a gran escala; siendo aquel su indiscutible eslabón fuerte.