Videografía Rock: “Why Can’t I be You” – The Cure

Videografía Rock: “Why Can’t I be You” – The Cure

Dir. Tim Pope, 1987

Corría mayo de 1987, momentos en que The Cure lanzaba Kiss Me, Kiss Me, Kiss Me (su séptimo disco de estudio) y presentaba su primer sencillo promocional: Why Can’t I be you; una canción muy melódica, con mucho swing, estridente y poseedora de un sonido inusual, pero encantador, que además contaba con todos los atributos para transformarse en hit comercial. Solo quedaba por hacer la respectiva producción audiovisual y para ello, The Cure volvía a contar con la sensibilidad de Tim Pope, creador de la magia visual de varios de sus videoclips más emblemáticos hasta ese entonces (The Lovecats, Close To Me, Boys Don’t Cry, entre otros). Un rodaje que, según el propio director, fue muy divertido de efectuar y que tuvo por locación un estudio en Irlanda, a las afueras de Dublín, en medio de los ensayos para la gira que traería a los británicos por primera vez a Latinoamérica.

Acerca de esta canción se ha dicho mucho, e interpretaciones ha habido por montón. Las mentes más insanas la han tomado como una glorificación al deseo sexual lascivo, otros dicen que se trata de un homenaje hecho por Robert Smith a sus gatos. Lo cierto es que Why Can´t I be You tiene un significado mucho menos rebuscado. Se trata más bien de una forma de escape de aquellas situaciones incómodas. No habla de celos, ni de envidia por no poder ser otra persona, sino más bien es una forma de expresar lo que a todos nos ha pasado alguna vez; ¿por qué no podemos simplemente estar en otro lado y que alguien más tome nuestro lugar? Así lo expresó el mismo Smith en una entrevista para Les Inrockuptibles, recordando una situación embarazosa que debió enfrentar: “I was in the middle of a tense discussion and these people around the table were looking at me as if I was going to make some groundbreaking revelations, and I thought to myself Good God, why can’t I be elsewhere? Why isn’t someone else in my place?”.

Así nació una de las piezas musicales más ingeniosas y juguetonas de esta legendaria banda originaria de Crawley (sur de Inglaterra), promocionada con un trabajo audiovisual muy acorde al ambiente jovial tan característico de la banda. Basta con ver a Robert Smith vestido de oso, a Simon Gallup como un bailarín de danza Morris, el cross-dressing de Porl Thompson, a Lol Tollhurst vestido de abejorro, o al vampiro Boris Williams, para darse cuenta de toda la diversión que significó este video. En entrevistas posteriores, Tim Pope recordó la grabación como uno de los momentos más graciosos de su vida, al haber podido presenciar los ensayos de aquella hilarante coreografía tan grabada en nuestros corazones: “I have never laughed so much (…) Just seeing them dancing was absolutely hilarious. So, I love that video because of that”.

El video incluye además un juego de palabras atrevido para poder representar ‘Why Can’t I be You’ en cinco letras. De esta forma la palabra Can’t, única que no podía ser simbolizada por una letra en particular, fue reemplazada por una boca gigante (un par de labios) haciendo referencia a la palabra Cunt, vagina en inglés más urbano e informal. El resultado: Y Cunt I B U, letras que en el video son representadas por los cuerpos de cada integrante de la banda; osados para la época, más de una censura se llevaron.

Aun así, imposible negar la originalidad de una de las bandas más grandes e influyentes en la historia del rock. Con una épica trayectoria a cuestas y extravagancia a flor de piel, The Cure es simplemente ¡irrepetible!