Lollapalooza Chile 2014: Cage the Elephant y Jake Bugg, fluorescencia adolescente

Lollapalooza Chile 2014: Cage the Elephant y Jake Bugg, fluorescencia adolescente

Jake Bugg en Lollapalooza Chile, sábado 29 de marzo. Escenario Play Station

Jake_Bugg_0065

Gracias al mundo que ofrecen plataformas como YouTube hoy en día es muy fácil e inmediato saber de nuestros artistas favoritos, o de esos que nos causan curiosidad como es el caso de Jake Bugg, de quien siempre quisimos saber cómo sería su show en vivo, dado tal fenómeno adolescente, con 19 años, dos discos en el cuerpo, y no hablamos precisamente de una estrella pop fabricada, sino de un joven compositor, letrista y guitarrista que se mueve por los terrenos del folk principalmente, pero sin hacerle asco al blues, rock ’n’ roll y hasta al punk.

Y bueno, esta vez eso sí pudimos constatarlo ahí en escena, de muy cerca, un show bastante sólido afiatado en lo musical y nada más; de hecho, si hay algo que reclamarle al joven inglés, es su falta de carisma para con la audiencia, quizá sea por su poca experiencia o quizá sea una apatía heredada de sus juntas con Noel Gallagher, pero lo cierto es que eso da lo mismo cuando vemos el talento innato que posee, el mismo que cautivó a los curiosos que no lo conocían como también a los que mas o menos sabíamos a lo que íbamos.

“Shangri La”, su nuevo disco, sirvió a groso modo de ver su trabajo más reciente en acción, un disco que tiene explosivas combustiones folk punk (Slumville Surprise, Kingpin, What Doesn’t Kill You), que prendieron a la gente, como estremecedoras baladas que se llevaron los coreos a todo pulmón de varios presentes (‘A song ‘Bout Love’, por ejemplo)  también el rock’n’ roll sonó fuerte y esta suerte de folk country que le queda muy bien resultó encantadora.

Su voz es imponente y a ratos cantaba muy fuerte, lo que lo hizo un poco caer en la afinación, también las guitarras y los bonitos modelos respectivos iban y venían a las manos del cantautor, y el apoyo de su banda fue casi perfecto (se presentaron en formato de power trío), lo cual le dio más plus a la presentación. Bugg con las guitarras se maneja, puede hacer solos, domina las pedaleras y puede cantar al mismo tiempo, lo cual no es algo del todo sencillo. Se hizo corto. Un show bastante reconfortante para la tarde Lollapaloozera.

Cage the Elephant, Lollapalooza Chile 2014, Coca-Cola Stage, sábado 29 de marzo

Cage_The_Elephant_0319A

Aunque CTE era un plato algo repetido en festivales en nuestro país, es siempre llamativa su performance, llena de energía, ánimo, espíritu punk y sobre todo solventada con la figura de su vocalista Matthew Schultz, que se apoya de tres guitarras nada menos para demostrar dosis letales de poder del que ya era imperiosamente necesario para prender el rock a esas horas de la tarde en el Parque O”Higgins.

Con “Melophobia”, un ambicioso nuevo disco conceptual bajo el brazo, los Cage esta vez gozaron de mayor repertorio para aplastarnos la cabeza a punta de estridentes improntas, como también de buenas melodías, es así como ‘Come a Little Closer’, de este disco fue bastante coreada, como también un gran “clásico” como ‘Aberdeen’ de su anterior placa que fue donde se pudieron dar a conocer más masivamente.

Pese a la recatada vestimenta del rubio vocalista, una camisa azul ordenada dentro de unos blancos pantalones, fue bastante lo que se agitó, a ratos ni se le vio sobre el escenario gracias a su compulsiva manía de ir hacia el público y enredarse en eso, pese al calor y a no desbordar calidad instrumental,  los Cage lograron ser un buen punto de entrada a un público sediento de energía y música con decibeles lo suficientemente altos como para sacudir varias cabezas a esa hora.

Por Patricio Avendaño R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *